En un partido de carácter amistoso, luego del jugado en el Maracaná de Río de Janeiro donde Alemania se llevó la Copa del Mundo, la selección argentina del flamante Tata Martino "se cobró la venganza" con la goleada de ayer en el estadio Arena, en Düsseldorf, por cuatro goles contra dos. Con la ausencia de Lionel Messi, el encuentro disputado, donde destacó el fideo Di María, ex jugador del Real Madrid, con un gol y una asistencia de gol al Kun Agüero magnifica, y donde Lamela y Fernández marcaron los dos goles restantes, mientras que por el combinado Alemán descontaron Mario Göetze y André Schürre.

Como suele suceder, porque ya sucedió en un amistoso contra la selección española campeona del mundo, la selección argentina suele ganar cuando ya no importa… Según la opinión de muchos periodistas deportivos en la pasada final del Mundial de #Fútbol, disputada en Brasil, Argentina había jugado mejor que Alemania y merecía ganar.

Anuncios
Anuncios

Lo cierto es que la selección había comenzado a jugar un mundial en Brasil bastante discreto, con muchas dudas técnicas, y que fue creciendo "partido a partido" hasta llegar a la final del campeonato "casi sin darse cuenta". Los opinadores profesionales, de los cuales me aparto porque no soy periodista deportivo, dicen que Alejandro Sabella era el culpable de casi todo lo que andaba mal en el equipo y que fueron los propios jugadores (Messi, Mascherano) quienes le fueron arreglando y ordenando "la papeleta" para ganar los partidos.

Ahora veremos lo que pasa con el Tata Martino, que viene de dirigir al Fútbol Club Barcelona, donde asumió una gran responsabilidad puesto que sucedió, en lo que forma de entender el juego se refiere, nada menos que la calidad y excelencia de Pep Guardiola, quien ganó todo con el Barcelona, y es considerado uno de los mejores directores técnicos del mundo.

Anuncios

En mi humilde opinión (amateur y como aficionado y disfrutador del fútbol) el director técnico de la selección argentina debería ser el Cholo Simeone. No lo digo porque ahora, al frente del Atlético y con la ayuda del Mono Burgos, haya ganado la liga española y recientemente la Copa de Campeones, sino porque es una personalidad que se aviene muy bien con el carácter de la selección albiceleste. El entusiasmo, el impulso, la motivación y la fuerza que el Cholo Simeone transmite a sus jugadores, a mi entender, difícilmente pueda transmitirlos el Tata Martino; un carácter, una forma de entender el fútbol, el del "Tata", más complaciente con el equipo y con los jugadores y, si se quiere, un tanto frío y especulador, como si se fuera adaptando y respondiendo a las circunstancias que le tocan sin un plan propio o anticipado

Volviendo al encuentro disputado vale la pena destacar también que previo al partido tuvieron lugar en Düsseldorf se una serie de actos protocolares entre los que se realizó un minuto de silencio en memoria del recientemente fallecido Julio Grondona, quien fuera presidente de la Asociación de Fútbol Argentina (AFA) por más de 30 años consecutivos.

Anuncios

También se volvieron a entregar trofeos y medallas en reconocimiento a los jugadores y al cuerpo técnico por haber conseguido la Copa Mundial 2014, cuarto título mundial de fútbol para Alemania, precisamente cuando se impuso a la selección argentina, entonces dirigida por el técnico Alejandro Sabella, por un gol de diferencia ejecutado por Mario Götze en tiempo complementario.