Llegó la hora de Di María. El 'Fideo' pisó el terreno de juego en Düsseldorf con ganas de dar un golpe en la mesa. Quería demostrar que su selección nacional se ha repuesto del bache que supuso perder en Maracaná ante Alemania la final del #Mundial de Brasil. Pero, sobre todo, quería demostrar que el Manchester United no se había equivocado pagando 75 millones de euros al #Real Madrid por su traspaso. Y, por qué no, quería demostrar al club blanco que deberían haberle mimado más. El encuentro entre las dos selecciones finalistas del mundial se saldó con un 2-4.

Mismos rivales, distinto contexto. Argentina se tomó muy a pecho lo de 'vengarse' de Alemania tras la debacle de Maracaná.

Anuncios
Anuncios

Los teutones no mostraron demasiada resistencia, habiéndose llevado el verdadero triunfo el día que tuvieron que hacerlo. El autor de la goleada argentina fue Di María, que, ante la ausencia de Leo Messi, tomó las riendas del equipo con galones de auténtico crack.

El primer gol llegó en el minuto 20 y fue obra del Kun Agüero, que sólo tuvo que empujar dentro de la portería un centro medido con el exterior del 'Fideo'. Al borde del descanso, en el minuto 40, Lamela remató con un zurdazo incontestable un balón que había jugado magistralmente el MVP del partido, Di María. Tres minutos después de iniciarse la segunda parte del encuentro, el recientemente incorporado a las filas del Manchester United asistió de nuevo con maestría a uno de sus compañeros, esta vez a Fede, para que éste pusiera el 0-3 en el marcador.

Anuncios

Pero no todo en el #Fútbol es asistir goles, también es importante marcarlos. Eso debió pensar el 'Fideo' cuando se gustó con una jugada de velocidad y remate muy preciso en vaselina, que supuso el 0-4. Esta goleada fue maquillada con dos tantos del equipo local. El primero de ellos llegó en el minuto 52 y fue obra de Schürrle. Ya en el 78', Fede en propia puerta anotó el segundo gol teutón, y el último del partido. Sin duda lo más reseñable del partido amistoso fue el inconmensurable estado de forma de Di María. Seguro que muchos en Madrid ya están echando de menos a este gran jugador...