Messi, ese astro argentino al que han llegado a comparar con Pelé y Maradona, poniéndolo a la altura de los mejores jugadores en la historia del mundo. ¿Sigue Messi siendo el Messi de hace tres años?  #Liga #Fútbol

Para poder responder a esta pregunta debemos repasar su rápido y espectacular progreso deportivo. Leonel llegó al Barcelona desde Argentina como un niño especial, tenía algo que nadie más tenía. El FC Barcelona le ayudó con sus problemas de crecimiento y puede ser que por ello, Lionel sea tan fiel al club azulgrana. Comenzó a subir en las categorías inferiores del Barça hasta que, un día, Rajkard le hizo debutar con el primer equipo. Un doblete en el Bernabéu y un golazo emulando al mismísimo Diego Armando fueron su catapulta para alcanzar la categoría de promesa de estrella mundial.


Pegado a la banda derecha, como falso delantero centro, jugando por detrás de Samuel Eto'o, Messi ha rendido de manera intachable en todos los esquemas tácticos en los que ha sido probado bajo las órdenes de Rajkard, Guardiola, Vilanova o Gerardo Martino. 


Su progresión alcanzó su máximo hace un par o tres de años, con cifras cercanas a los 60 goles anuales. 4 Ballon d'Or, 2 Champions League, el famoso Triplete y demás grandes títulos hacen saber que ha sido el mejor jugador del mundo.


Podemos considerarnos afortunados de ver lo que estamos viendo: Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. Un enfrentamiento que va más allá de los terrenos de juego ya que han llegado a comparar las fechas de cumpleaños de sus hijos para alimentar su duelo. La pelea de estos dos jugadores por ser mejor que otro. Cristiano ganó un Ballon d'Or el año que consiguió la Champions League con el Manchester United. Después, Messi consiguió cuatro Ballon d'Or de manera consecutiva. El último Ballon d'Or entregado se lo quedó el portugués. Seis Ballon d'Or que se han repartido entre estos dos jugadorazos. 


Está claro que Messi no está en su mejor momento pero, ¿es porque ha bajado su nivel? ¿Es porque Cristiano ha subido un peldaño más en su competitividad? De cualquier manera, dudar de la calidad del argentino es una locura. Messi sigue siendo Messi, y lo demostrará.