El Athletic Club de Bilbao se jugaba ayer estar esta temporada en la competición más importante de clubes de Europa, la #Champions League. Para ello tiene que superar la eliminatoria previa que le enfrenta al Nápoles de Rafa Benítez. Ayer se disputó el partido de ida en el estadio de San Paolo, en Nápoles, partido que acabó con empate a 1, que deja todo por decidir para el partido de vuelta que se jugará en el nuevo San Mamés.

Ambos equipo salieron con el miedo de una eliminatoria en el que te juegas tanto como ésta. Los primeros minutos de partido fueron de tanteo y no había un dominador claro del balón. El primer gol llegaría al borde del descanso cuando tras una buena acción por la banda de Óscar De Marcos acabó con un pase a Iker Muniain que no perdonaría y adelantaría a su equipo en la eliminatoria.

Anuncios
Anuncios

El autor del gol fue el jugador más desequilibrante del Bilbao en el partido de ayer con acciones en las que puso en serios apuros a la defensa napolitana.

Antes del gol, el Athletic tuvo una ocasión en la que Aritz Aduriz cabeceó un centro pero el guardameta del Nápoles, Cabral, atajó. Con esta ventaja de 0-1 nos fuimos al descanso, el partido pintaba bien para el Bilbao.

Tras la reanudación, el Nápoles introdujo cambios, uno de ellos fue la entrada de Mertens por el italiano Insigne. La entrada del belga revolucionó al equipo italiano y fue cuando encontraron más espacios y con mayor facilidad. Entonces fue cuando llegó el gol para el Nápoles, pero no sería Mertens el autor sino el argentino Higuaín. El "pipita" se inventó una jugada que acabaría con un disparo cruzado ante el que nada pudo hacer el portero Gorka Iraizoz.

Anuncios

Después del gol, el Nápoles siguió haciendo daño por la banda del belga y los cambios de Ernesto Valverde, que sustituyó a Beñat por San José para aguantar el resultado, no hay hicieron más que agravar la situación. El Nápoles no volvería a acertar en sus ocasiones, en gran parte gracias a la buena actuación del meta vasco que sacó una mano en una jugada en la que todo San Paolo ya cantaba gol.

Así acabó el partido, con un empate a 1 que da una pequeña ventaja a los leones para el partido de vuelta. El nuevo San Mamés se vestirá de gala para estrenarse en la Liga de Campeones y conseguir el tan ansiado pase para estar en la fase de grupos. #UEFA #Fútbol