El base de los Chicago Bulls y de la actual selección de #Baloncesto de los Estados Unidos que participará en el Mundial de España 2014, Derrick Rose, tiene en vilo tanto al cuerpo técnico de ambos conjuntos como a sus respectivos aficionados, así como a todos aquellos que estaban ilusionados por verle volver a las canchas en éste Mundial. La estrella NBA se ha perdido varios entrenamientos preparatorios para el Mundial debido a motivos físicos, según indican los técnicos del Team USA.

Desde muchos medios, se han filtrado informaciones que aseguran la gran preocupación de los médicos y cuerpo técnico tanto de los Bulls como de la selección por el estado actual de sus rodillas, las cuales han sufrido varias lesiones que han dejado a Rose fuera de las canchas durante meses y meses.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo afirman otros medios, así como los técnicos y el propio jugador, que el estado de las rodillas del base estrella de éste Mundial es prácticamente perfecto y que el problema que está experimentando Derrick está únicamente relacionado con el cansancio físico que puede ocasionarle exprimirse en la preparación tras estar tantos meses sin jugar, lo que le haría llegar mal de forma a la competición.

Todos, absolutamente todos los aficionados al baloncesto son conscientes del trabajo que ha supuesto la recuperación de éste jugador, que ha durado más meses de lo que cualquiera en un principio podría imaginar. De hecho, fueron muchas las opiniones que afirmaban que iba a ser complicado volver a ver al que en su día fue nombrado MVP de la temporada regular jugando a su mejor nivel. Lo cierto es que, según declaraciones del propio jugador y de la gente cercana a él, parece ser que Rose a trabajado muy duro para llegar no solo al espectacular nivel baloncestístico en el que se lesionó, sino para estar a un nivel mucho mejor ésta temporada, sorprendiendo a muchos al verle entrenar con su selección.

Anuncios

Esté al nivel que esté, lo que está claro es que no está al 100% físicamente, algo que puede hacerle salir desde el banquillo siendo el base suplente de Irving en el quinteto inicial del Team USA 2014.