#Rihanna, una persona con múltiples facetas, ha logrado sorprender a sus seguidores en muchos casos; también hay que decir que estas sorpresas no siempre han sido positivas… Esta vez nos deja sin saber qué decir con la noticia de que quiere comprar un equipo de #Fútbol para demostrar su gran afición por este deporte. Está dispuesta a abrir una academia en su país natal, Barbados. Hay que ver qué caprichos se les pasan a veces por la cabeza a nuestros famosos, pero mientras puedan permitírselo, habrá que resignarse.

Daily Star, amigo de la cantante, confirma que a la chica le ha dado fuerte con la idea y está convencida de que una de sus necesidades actuales es la compra de uno de sus equipos favoritos.

Anuncios
Anuncios

Según la voz general, se decanta por el fútbol. Nos sorprende enterarnos que el proyecto de Rihanna va tan en serio que ya se ha puesto en contacto con Didier Drogba, jugador de Costa de Marfil, para que sea su consejero de primera mano.

La artista ya había demostrado su afición por el fútbol mediante Twitter, una red social que a la pobre le ha metido en algún lío que otro, cosa que más tarde aclararé… Las malas lenguas dicen que Rihanna pretende atrapar en sus redes a Cristiano Ronaldo, ya que hay muestras y tweets hacia él que resumen su fascinación por su forma de jugar al fútbol. La seguidora número uno de la selección de Portugal en este Mundial 2014 igual no sólo pretendía fijarse en él dentro del campo, sino que quizás quería convertir ese buen rollo que tienen ambos en algo más, cosa con la que no creo que esté muy de acuerdo Irina Shayk…

Y con lo de los líos me refiero a un afortunado comentario que hizo nuestra querida "Riri" en esta red social, comparando la paliza que dio la selección alemana a la anfitriona del Mundial, la selección brasileña, con la que ella sufrió a manos de Chris Brown.

Anuncios

El tuit citaba: "Alemania ha golpeado más fuerte a Brasil de lo que Chris Brown me golpeaba a mí", escrito poco después de finalizar el partido entre ambas selecciones. Como todos sospechamos, se creó una gran polémica nada más publicarlo, y éste dio la vuelta al mundo en cuestión de minutos. Ha sido muy oído el tema del maltrato que sufrió la cantante por parte de su expareja, pero no es un plato de buen gusto que una persona publique en una red social algo así, es una comparación un tanto salvaje y desagradable a mi parecer. Quedó la duda de si el fortuito comentario lo hizo la cantante o alguien le jugó una mala pasada y suplantó su usuario de Twitter para escribirlo.

Quién sabe si a este paso Rihanna consigue ser la presidenta de algún club de fútbol y acaba como entrenadora de la selección portuguesa, que no queda duda alguna de que esto le encantaría. #Música