El Atlético de Madrid necesitaba incorporar otro delantero a su plantilla tras el éxodo de arietes producido al final de la temporada pasada. Desde hace varios días, el nombre de Raúl Jiménez ha empezado a sonar con fuerza.

Raúl Jiménez nació en el condado de Hidalgo, México. Tiene 23 años y desde hace tres juega en el primer equipo del América de México. Tras su debut, firmó una campaña espectacular, lo que le hizo ganarse un puesto en la selección mejicana. Desde entonces se ha convertido en una estrella en su país. Tanto es así que tras el partido que enfrentó al América y al Atlético el 30 Julio, el Cholo Simeone afirmó: "El chico juega bien y tiene un gran físico (mide 1, 90m), si va a Europa le veo con mucho futuro".

Anuncios
Anuncios

Ese día, Raúl llevó a Juanfran de cabeza y empezó a agradar al cholo.

El ariete mejicano lleva 32 goles en 62 partidos con el América. Estos números, juntamente con su juventud han hecho que el Atlético no deje escapar al futbolista. Jiménez llega a Madrid por 10,5 millones de euros y firma por seis temporadas. Llega al Calderón dispuesto a poner las cosas difíciles a Mandzukic y Griezmann.

La nota característica de este fichaje viene por el amor del jugador hacia el eterno rival, el Real Madrid. Y es que el mejicano nunca ha escondido su devoción por el conjunto blanco. Tanto es así, que por las redes sociales siempre se ha manifestado como un seguidor más del Real Madrid. Incluso en un video de su infancia afirmó que su sueño era jugar en el Real Madrid.

No obstante, al conocerse el interés del Atlético por hacerse con sus servicios, desaparecieron de Twitter sus mensajes de apoyo hacia el equipo del Bernabéu.

Anuncios

Además, el presidente colchonero, Enrique Cerezo, aseguró: "Raúl es un jugador profesional y sabe lo que hace. Cuando llegue a nuestro club se enamorará y no querrá salir"Por su parte, el delantero afirmó que para él era una gran oportunidad fichar por un club europeo, y así podría dar un salto en su carrera.

El gran perjudicado de la llegada del mejicano es Leo Baptistao que deberá buscar una salida. Todo apunta a que recalará en las filas del Rayo Vallecano. Con el fichaje de Raúl Jiménez, asciende a 91,5 millones de euros el dinero gastado por el Atlético en fichajes a lo largo de este verano. Es la cifra más alta en la historia del club. #Fútbol