Si hay una persona perteneciente al Liverpool FC que vaya a poder salir ganando con la venta de Luis Suárez al FC Barcelona es sin duda Raheem Sterling. El uruguayo es un jugador muy dado a buscar el desmarque al hueco y los movimientos verticales. Pero con el paso del tiempo, cada vez que su nivel iba creciendo, su #Fútbol evolucionaba. Ya no sólo hacía los movimientos de un '9', sino que comenzó a combinarlos con los que haría un falso '9'.Traducido a ejemplos concretos, cada vez bajaba más a recibir el balón, procuraba ir por detrás de los extremos en la línea de 3 atacante para recibir el pase atrás y rematar fácil a portería. Tan bien le funcionó a Brendan Rodgers que de no ser por un resbalón de Steven Gerrard, hubiesen ganado la Premier League la campaña pasada.

Anuncios
Anuncios

Pero cuando el Liverpool no podía jugar a la contra y le tocaba atacar en estático, debían darle el balón en banda a Raheem Sterling para abrir huecos. Y Raheem hacía daño.

Las pretemporadas no dan resultados, ni mucho menos, concluyentes, pero se empieza a ver que Sterling está opositando muy fuerte para ser la nueva estrella red en ataque. Y sus partidazos ante rivales como el Manchester City o el AC Milan han constatado esta suposición. El otro hombre que falta en esa línea de tres y que puede sobreponerse a la calidad de Raheem, es Sturridge. Pero ocupa la otra banda y, a pesar de tener más experiencia, en el caso de obtener mejores resultados que Sterling, Rodgers buscaría el equilibrio en ambas bandas. En términos tácticos, el ataque central del Liverpool va a estar más vacío, va a estar más libre para Raheem Sterling.

Anuncios

¿Os acordáis de lo que hacíais con 19 años? Pues a esa edad, Sterling tiene técnica, calidad, velocidad y desborde suficientes para marcar la diferencia en el centro del ataque, que es donde se cuecen las habas. Su pequeño tamaño y su altísima velocidad le convierten en la opción más fiable para ganar la línea de fondo cuando Brendan Rodgers quiera. Pero más que eso, ahora tiene un jugador con un control del balón increíble para jugar por dentro. Tanto si es como mediapunta o si sale desde una banda, Sterling va a pisar mucho la zona del '10' esta temporada.

Es tan bueno que, con la ayuda necesaria, podría incluso llenar el vacío que deja Luis Suárez. Es algo muy difícil y es hablar muy alto, pero es que él es eso.