El pasado jueves 14 se disputaba en Zurich la prueba de los 3000 metros obstáculos. La gran final acontecía a nuestros dos españolas Ángel Mullera y Sebastian Martos. Las medallas parecían complicadas ya que habían atletas un tanto superior. Repasamos lo que sucedió durante la prueba y lo que posteriormente se decidió.

Lo primero de todo repasemos la lista de participantes de la gran final: Nikolay Chavkin (Rusia), Yuri Floriani (Italia), Mateusz Demczyzak (Polonia), Tarik Langat Akdag (Turquía), Jukka Keskisalo (Finlandia), Sebastian Martos (España), Krystian Zalewski (Polonia), Mahiedine Mekhissi-Benabbad (Francia), Martin Grau (Alemania), Janne Ukonmaanaho (Finlandia), Mitko Tsenov (Bulgaria), Steffen Uliczka (Alemania), Iván Lukyanov (Rusia), Ángel Mullera (España) y Yoann Powal (Francia).

Anuncios
Anuncios

Una carrera plagada de buenos atletas europeos pero que si podíamos destacar algunos era por encima de todos el francés Mekhissi-Benabbad y un escalon por debajo a Yoann Powal. Así sucedía la carrera transcurría con normalidad llegaba la ultima vuelta y la carrera la tenia dominada y ganada el gran favorito Mekhissi-Benabbad, segundo entraba el otro francés Yoann Powal y tercer el Polaco Krystyan Zalewski, cuarto y quinto entraban Angel Mullera y Sebastian Martos respectivamente.

Todo parecía normal pero a falta de 120 metros mas o menos el ganador Mekhissi-Benabbad se desprendia de su camiseta y acababa la prueba con su camiseta al aire o mordiéndola con la boca, este gesto supuso que al entrar en meta como ganador los jueces le enseñaran una amonestación amarilla, posteriormente la delegación española presentaría una reclamación ya que esta prohibido correr sin equipaje adecuado y sin ver completamente el dorsal, la federación de atletismo aceptaba la reclamación y Mekhissi-Benabbad el gran ganador era descalificado ocupando asi su primer puesto Yoaan Powal segundo Krystian Zalewski y tercero el atleta español Ángel Mullera.

Anuncios

Todo esto no acaba aquí en la entrega de medallas como era de esperar Ángel Mullera fue silvado por todo el publico francés que se encontraba en el estadio, gesto muy feo por su parte y ademas una vez sonado el himno la prensa pidió que se juntaran los 3 ganadores para una foto pero para asombro de todos el francés Powal ganador de la prueba tras la descalificación solamente se unió al Polaco Zalewski dejando a Mullera de lado, gesto que le deshonra como atleta y como persona.