No me lo puedo creer, uno de los mejores escaladores de la historia del #Ciclismo, al parecer no se suicidó por una sobredosis de cocaína, sino que existen indicios de que ha sido asesinado y después ya de varios años se encuentran pruebas de ello y se reabre el caso.

Hablo de Marco Pantani, un campeón de Tour y del Giro de Italia, un ganador de la clasificación de la montaña durante varios años, un tipo pequeño pero valiente, conocido por su pañuelo colocado en su calva como si de un pirata se tratara, de ahí su apodo, El Pirata Pantani, un corredor valiente ,un corredor que no tenía miedo a nada, si tenía que atacar cuatro puertos antes atacaba haciendo que los lideres tuvieran que sufrir para ganar el Tour de Francia, para mi uno de los mejores ciclistas de la historia, y en 2004 acabó su carrera trágicamente, cuando fue encontrado en un hotel, muerto por una sobredosis de cocaína y dando la trágica noticia al mundo entero, informando que fue un suicidio.

Anuncios
Anuncios

Cuando todo parecía a que se pasó con las drogas e incluso hubo cuatro detenidos en su día por la venta de droga al ciclista (cosa que hace pensar por que estos se dejaron detener con una acusación así si no tuvieron nada que ver), como si de un homicidio imprudente fuera, ahora la madre de Marco aporta varias pruebas que indican que su hijo fue obligado a tomar la droga y que incluso fue golpeado y amordazado antes de aplicarle la sobredosis que le provocara la muerte, al parecer estas pruebas se presentaron en su día .pero no se tuvieron en cuenta, incluso cuenta la madre que el propio Pantani llamó a la recepción del hotel, donde se alojaba en ese momento (y donde aparición muerto), para avisar que le estaban molestando y que llamaran a los policías y que Pantani no llevó equipaje alguno y que allí se encontraron al parecer ropa para esquiar.

Anuncios

Pantani un ciclista que pasó a la historia del Tour y de muchos jóvenes que disfrutábamos de sus ataques en la montaña merece que se reabra este caso y se encuentre a sus asesinos, por y para siempre Pantani, un campeón.