El corredor de fondo británico, nacido en Somalia en 1983, Mohamed Farah se impuso durante la sesión de tarde de la segunda jornada de los Campeonatos Europeos de Atletismo que se disputan en Zurich en la prueba del 10000 metros masculino, convirtiéndose así en campeón de Europa en esa disciplina. Mo Farah, uno de los grandes del atletismo internacional, ya fue campeón olímpico en los JJOO de Londres 2012 en 10000 y 5000 metros, así como, en las mismas distancias, se impuso también en el Campeonato del Mundo de Moscú 2013.

Se vivió una final muy dura y disputada, en la que Farah, quien venía de sufrir unos problemas estomacales que le obligaron a estar en el més de Julio hospitalizado, se impuso en los últimos alzándose con la medalla de oro.

Anuncios
Anuncios

el británico comenzó colocándose a la cola del gran grupo formado al inicio de la prueba. Mientras pasaban los miles, el grupo empezaba a romperse y Farah iba remontando posiciones, siguiendo principalmente la estela de Daniele Meucci y Ali Kaya. Llegando al final de la prueba, el más que exigente ritmo impuesto por los cabeza de carrera rompió sobremanera el grupo inicial y dejó la cabeza de carrera formada por un grupo de 4 atletas que se disputarían la victoria final, los británicos Farah y Andy Vernon y los turcos Kemboi Arikan, defensor del título, y Kaya.

Fueron los turcos los que intentaron varios cambios de ritmo en diferentes ocasiones, pero no consiguieron romper el grupo de cabeza y todo apuntaba a que la victoria se disputaría en los últimos metros. Farah apretó en el último 400 y acabó llevándose la victoria con un tiempo de 28:08.11 seguido por su campatriota Vernon, que le arrebató la medalla de plata a Kaya, quedándose Arikan fuera de las medallas.

Tras la victoria en el 10000, Farah buscará lograr, como hizo en Londres y en Moscú, un nuevo doblete ganando la prueba del 5000, en la que tambiés es uno de los grandes favoritos y en la que tiene mucho que decir.

Anuncios

El británico de origen somalí ha demostrado ser uno de los mejores del mundo y seguro que no quiere ser menos en el 5000.