Dimitrov y Tsonga disputarán esta noche un bonito partido para decidir quién de los dos se cuela en las semifinales del Master 1000 de Toronto. Allí se verían las caras con Federer o Feliciano López.

Jo-Wilfried Tsonga y Andy Murray saltaron ayer a la central de Toronto para intentar conseguir una plaza en las semifinales. El francés venía cargado de moral tras derrotar con suma facilidad al número uno del mundo, Novak Djokovic, mientras que el escocés lo hacía tras pasar de ronda sin saltar a la pista por la retirada de Richard Gasquet, aquejado de problemas abdominales. En su primer partido había pasado por encima del prometedor Kyrgios.

A pesar de la gran victoria del francés frente al serbio, Andy Murray gozaba de un ligero favoritismo que para nada refrendó en la pista.

Anuncios
Anuncios

Tsonga estuvo muy firme con su servicio desde el principio y apenas dio opciones al resto. Murray, a pesar de estar algo más dubitativo también logró mantener su saque por lo que el primer set tuvo que dirimirse en el tie break. Tsonga se impuso en el desempate por un parcial de 7-5, cerrando el primer set en cincuenta minutos. El segundo set fue otra película ya que hubo hasta tres roturas de servicio y finalmente el escocés ganó por un resultado de 7-5. Todo parecía decantado cuando en el parcial definitivo Murray consiguió una ventaja de 3-0 con break arriba pero Tsonga no se vino abajo y demostró que nunca se rinde y remontó el partido hasta el 6-4 definitivo. Ganaba así por segundo día consecutivo a un top 10. El francés sirvió hasta 18 aces.

Será difícil que Kevin Anderson olvide el partido de ayer frente a Dimitrov.

Anuncios

El sudafricano desperdició una ocasión de oro para colarse en unas semifinales de un Master 1000. Fue un partido muy largo de alrededor de 3 horas en el que los altibajos de uno y otro fueron la nota predominante. Anderson había vencido en su camino a Kokkinakis, Fognini y Wawrinka mientras que el búlgaro había eliminado a Young y Robredo, ambos en tres sets.

El primer set fue muy parejo ya que ambos tenistas estuvieron muy seguros con su saque. Finalmente Anderson logró alzarse con el primer parcial por 7-5 pero Dimitrov le devolvió el mismo resultado en la segunda manga, con algo de sufrimiento tras haber estado con un marcador favorable de 4-1. Una doble falta de Anderson le entregó el set.

Con 5-4 y servicio para Kevin Anderson en el tercer set, todo hacía indicar que el partido terminaría ahí, más aún cuando el tanteo reflejaba un 40-0. Pero no fue así, poco a poco el sudafricano fue desperdiciando bolas de partido, algunas de ellas de forma infantil, y terminó cediendo su saque. Así se llegó al tie break donde Anderson volvió a tener una bola de partido con idéntico resultado. Dimitrov si aprovechó una de las dos que tuvo para cerrar el partido y meterse en las semifinales. Un golpe duro para Anderson que se mostró muy nervioso en los momentos claves. #Tenis