El Atlético de Madrid se proclamó ayer campdemost Supercopa de España después de ganar por 1-0 en el partido de vuelta de la final al ganador de la pasada Copa del Rey y de la champions 2014, el Real Madrid. El equipo colchonero necesitaba marcar sí o sí ante el empate a a uno de la ida, y lo hicieron nada más comenzar el encuentro con un gol que, junto a la gran defensa que anuló por completo el ataque madridista, dieron a los del Cholo el título de supercampeón de España.

El Atlético de Madrid venía de hacer el mejor año sin ninguna duda de su historia reciente, ganando la Liga ante unos Real Madrid y FC Barcelona que se habían mostrado intratables en esta competición las temporadas pasadas.

Anuncios
Anuncios

Además, su condición de equipo grande de Europa se confirmó con el gran papel que los guerreros del Cholo realizaron en la mayor competición continental, la Champions League, en la que llegó a una final que tenía prácticamente ganada al Real Madrid y se le escapó en los minutos finales.

La garra, la lucha y el futbol, especialmente el defensivo, del Atlético durante la campaña pasada deslumbraron al mundo furbolístico, convirtiéndose en todo un ejemplo de cómo plantar cara a los grandes y de cómo conseguir grandes logros con humildad y trabajo.

Este verano, con las importantes salidas en la plantilla colchonera, entre las que destaca las del gran goleador del equipo Diego Costa, muchos pensaron y siguen pensando que a pesar del esfuerzo del club por traer nuevos grandes fichajes de cara a tener una plantilla competitiva esta temporada el equipo no conseguirá responder como lo hizo el año pasado y se convertirá, quizás debido a los peligros del éxito, en un equipo más, un buen equipo pero que no es capaz de ponerle las cosas difíciles a los grandes.

Anuncios

Sin embargo, después de la victoria de ésta Supercopa, el equipo ha demostrado que no ha perdido el hambre y la fuerza que le caracterizan y que a pesar de los cambios que han sufrido en la plantilla aun tienen mucha guerra que dar a los grandes.