Se acerca el sabado 30 de agosto de 2014, día en el que se da comienzo al Mundial de #Baloncesto que se celebrará en España y que culminará con la gran final el 14 de septiembre. Por su parte, nuestra selección ya se prepara para estar física, técnica y tácticamente a punto en el Mundial. A Coruña, Sevilla, Granada, Gran Canaria, Badalona y Madrid serán las sedes en las que nuestra ÑBA jugará sus partidos de preparación antes de comenzar la competición y aun son muchas las preguntas que se nos pasan por la cabeza cuando pensamos en el planteamiento que Juan Orenga y sus compañeros del cuerpo técnico llevarán a cabo en la rotación de la selección.

Anuncios
Anuncios

Por una parte, una de las posiciones que sigue dando mucho de qué hablar en la selección es la de base titular. Orenga cuenta con, principalmente, tres grandes nombres que se pondrán muy difíciles las cosas entre sí. Ellos son Calderón, que viene de hacer una gran temporada en los Mavericks y que probablemente continue siendo la cabeza pensante de nuestra selección, Ricky Rubio, una de las grandes estrellas que esperemos tenga el mismo buen rendimiento con la roja que con los Timberwolves, y Sergio Rodriguez, que se ha consolidado como uno de los mejores bases del baloncesto europeo.

La otra gran clave del éxito de la selección española es la decisión que Orenga y los suyos tomen respecto a los grandes del equipo. El juego interior de la selección es, para muchos, el mejor que veremos en el campeonato.

Anuncios

Entre otros, nos encontramos principalmente con tres de los nombres que están llamados a ser parte de los mejores de la competición, Pau Gasol, su hermano Marc y Serge Ibaka. Por una parte, todo el mundo confía en el rendimiento de Marc, quien ha dejado claro que es uno de los mejoress pivots de la NBA y que ha protagonizado el juego tanto ofensivo como defensivo de la selección en los últimos años. Por otra parte, si hermano y para prácticamente todos el mejor jugador de la historia del baloncesto español, Pau Gasol, ha realizado un gran año individual debido al protagonismo que ha adquirido en los Lakers tras la lesión de Kobe Bryant. Finalmente nos encontramos con Ibaka, toda una estrella de nuestra selección que ha dejado a Mirotic fuera de la misma y que, si consigue continuar con el rendimiento que ha tenido en esta última temporada, está llamado a ser uno de los grandes del Mundial.