La debacle de la selección española en Brasil 2014 dejó perplejos a muchos fans alrededor del mundo que sin embargo insisten en considerarla como el mejor equipo nacional europeo de todos los tiempos debido a sus dos Eurocopas consecutivas (2008 y 2012) con un mundial intermedio (2010).

Dichos éxitos solo son comparables con los alcanzados por Francia que fue campeona mundial en 1998 y después se adjudicó la Euro siguiente (2000), actuación empañada al caer eliminada estrepitosamente en la primera ronda de Japón-Korea 2002 sin poder anotar inclusive, o por la Manschaft de la década de los 80´ quienes fueron subcampeones mundiales dos veces consecutivas (1982 y 1986) y obtuvieron el titulo en 1990 y además lograron ganar el campeonato continental organizado por Italia en 1980.

Anuncios
Anuncios

Sin lugar a dudas la cosecha ibérica parece más grandiosa y fue posible gracias a una generación considerada única e irrepetible encabezada por Xavi, Casillas, Iniesta, Ramos, Piqué, Xabi Alonso, Busquets, Puyol, Villa, Fábregas, Torres, Silva, Cazorla, Mata, Pedro, Javi Martínez, Navas, Reina o Valdés; jugadores de excelsa calidad que marcaron un hito en la historia no solo a nivel de selección sino también en sus clubes, pero no creo que sean únicos pues España tuvo otras generaciones muy buenas que sufrieron de mala suerte, inmadurez e injusticia.

En la década del 1980 la selección española contó con una pléyade de excelentes futbolistas como el magnífico portero vasco Arkonada, considerado uno de los mejores de todos los tiempos, quien fue escoltado por el tres veces ganador del trofeo Zamora Ablanedo y por el mundialmente famoso Zubizarreta.

Anuncios

También sobresalían Señor, el recio defensa Goikoetxea, Victor, los atacantes ¨lobo¨ Carrasco, ¨chiqui¨ Beguiristain, Bakero, Julio Salinas, uno de los poquísimos jugadores que ha logrado anotar en tres mundiales consecutivos y los madridistas Camacho, Maceda, Gordillo, Chendo, Santillana y especialmente la famosa quinta del Buitre que incluía por supuesto a quien le daba nombre al grupo, el estelar delantero Emilio Butragueño, varias veces nominado al Balón de oro, los fantásticos centrocampistas Michel y Martín Vázquez, el longevo defensor Sanchís y al también atacante ¨ratón¨ Pardeza.

En esta etapa el mayor éxito alcanzado por los ibéricos fue el subcampeonato europeo en Francia 84 donde fueron superados en la final por el cuadro local que era encabezado por el por entonces mejor jugador europeo y actual presidente de la UEFA Michel Platini, y además alcanzaron los cuartos de final en México 86 donde fueron eliminados en los fatídicos penalties por los diablos rojos de Bélgica.

La década del 90 fue más fructífera pues la selección sub-23 se alzó con el oro olímpico en Barcelona-92, encabezada por Guardiola, Luis Enrique, Abelardo, Kiko Narváez, Alfonso, Ferrer y Cañizares, quienes junto a Raúl, De La Peña, Morientes, Mendieta y Karanka, que estuvieron en Atlanta 96, constituyeron la base de la selección en este decenio además de otras estrellas de renombre mundial como Fernando Hierro, Caminero, Amor, Nadal, Julen Guerrero, Sergi, y Joseba Etxeberria.

Anuncios

A pesar de contar con todas estas luminarias en este periodo solo pudieron acceder a cuartos en el mundial de USA 94 cuando fueron eliminados injustamente por los italianos donde Julio Salinas, en una posición inmejorable, falló lo imposible y entonces Baggio sentenció en un contragolpe; tampoco puedo olvidar la famosa imagen de Luis Enrique con el rostro cubierto de sangre tras un salvaje codazo de Tassotti que el árbitro no quiso pitar y lo más destacado en la Euro fue alcanzar la segunda fase en Inglaterra 96 tras caer ante los locales de nuevo en penales.

El inicio del siglo XXI también fue halagüeño ya que conquistaron la plata en la Olimpiada de Sidney 2000 con Xavi, Puyol, Albelda, Marchena, Capdevila, Gabri y Josemari como estandartes. Nuevamente volvieron a caer en los consabidos cuartos en la Euro 2000 y en el mundial de Japón-Korea 2002, en este último también fueron perjudicados por los árbitros al serles anulados dos goles en el partido ante el equipo local, los surcoreanos y perder posteriormente, de nuevo, en penales.

A la camada antes mencionada, además de los ya consagrados Raúl, Cañizares, Hierro y Nadal, se les unieron los nuevos talentos Casillas, Baraja, Valerón, Joaquín, Helguera, Tristán y el brasileño naturalizado Marcos Senna.

Ya en el mundial de Alemania 2006 estaban presentes la gran mayoría de los integrantes de la ahora, ya concordarán conmigo, no tan única e irrepetible generación pero el gran trabajo del sabio de Hortaleza Luis Aragonés, su DT por entonces y a quien considero real artífice de los éxitos de esta generación, logró cambiar y fortalecer la mentalidad de este genial grupo de jugadores y sentar las bases para que se convirtieran en lo que llegaron a ser posteriormente.

Como ven ya parecen más mortales y lo de irrepetibles también es discutible pues existe una hornada de jóvenes que vienen pisando fuerte e invitan a soñar con nuevos títulos como son De Gea, Thiago Alcántara, Koke, Isco, Jesé, Deulofeu, Bartra, Rodrigo, Bernat, Oliver, Manquillo, Montoya y muchos otros que ya han conocido las mieles del éxito en categorías menores y que deben explotar en muy corto tiempo. #Fútbol