La selección española de #Baloncesto, que se encuentra en plena preparación para el Mundial del que será anfitrión, jugó ayer un nuevo partido de preparación ante la selección de Croacia. Los de Orenga no consiguieron dominar el encuentro hasta el último cuarto, en el que se escapó en el marcador ganando el partido con una diferencia más que engañosa.

El partido comenzó con una selección croata muy concentrada y con unas ideas de juego muy claras. Por una parte, estuvieron bastante acertados desde la línea de tres puntos además de crear un baloncesto muy rápido y letal para la defensa española, que no pudo demostrar su evidente superioridad en el poste bajo.

Anuncios
Anuncios

Por otra parte, los de Orenga no conseguían lanzarse al contraataque, una de las armas más peligrosas de los nuestros, gracias a la gran defensa de transición de los croatas, siendo las acciones de calidad de los Gasol y de Navarro, principalmente, los que hacían que el marcador estuviera igualado, acabando la primera parte del partido con 38-40 para Croacia.

El tercer cuarto fue más de lo mismo. España se aferraba a la calidad de los suyos y Croacia, por su parte, se aprovechaba de las pérdidas de balón de los locales y seguía con su acierto en el perímetro, un acierto que disminuyó en la recta final del tercer periodo ante la mejora defensiva de España, lo que nos permitió empezar el último cuarto con 8 puntos de diferencia.

El final del partido no tuvo mucho que ver con lo que se jugó en los 30 minutos anteriores.

Anuncios

El desgaste físico y la acumulación de faltas de los visitantes, a lo que se sumó una mejora considerable en el juego tanto ofensivo como defensivo de los de Orenga, hizo que España se alejara de sus rivales en el marcador y el partido finalizara con un marcador que no reflejó en absoluto las dificultades que sufrió nuestra selección durante el partido, que finalizó con 82-64 final.

La selección española es consciente de su papel de favoritos en el Mundial de España, sin embargo, también lo son de su necesidad de mejorar si realmente quieren no solo ganar a Estados Unidos, sino conseguir llegar a enfrentarse a ellos.