Ayer el Atlético de Madrid se proclamó campeón de la supercopa de España y es que el partido que pudimos vivir fue muy intenso y lleno de ocasiones para los dos equipos, pudiendo ganar cualquiera de los dos, llevándose la copa el club del Manzanares del cual soy seguidor, eso si decir que si la hubiera ganado el Real Madrid no me hubiera importado mucho ya que soy fan del #Fútbol y no radical de un equipo. 

Eso si el título viene debido a que la prensa ,a veces y a mi juicio, se pasa un poco a la hora de dar tanto protagonismo a los dos equipos punteros, Real Madrid y Barcelona, que vale que entiendo que son los dos mejores, hoy en día, de Europa, pero no podéis vender la victoria antes de producirse y ayer fue un claro síntoma de ello cuando leia en periódicos deportivos cosas como: Cristiano Ronaldo siempre marca en sus choques contra el Atlético de Madrid, Casillas no ha perdido nunca en los derbis, el Calderón es la segunda casa del Real Madrid... Estos son cosas que a uno molesta ya que hace pensar que la persona que lo escribe es seguidora de ese equipo, entonces uno puede decir, no es objetivo escribiendo.


Pero esto pasa también con todos los equipos grandes cuando se enfrentan con los pequeños, que si que son pequeños en presupuesto pero a lo mejor son mas grandes en corazón y ganas y saben aprovechar sus oportunidades y defenderse como leones para no encajar ningún gol, que por ejemplo el año pasado, mejor fútbol que el Rayo Vallecano no hizo nadie, pero tuvo mala suerte con las lesiones.

Así que desde aquí pido que se escriba sobre fútbol, que se tenga cuidado con las estadísticas y la hora de exponerlas, ya que muchas veces sin querer se ningunea al equipo contrario, cosa que hace que si pasa justo lo contrario a lo que publicáis os tengáis que comer las palabras puestas, ya lo dijo un entrenador famoso, fútbol es fútbol, no hay equipo pequeño, son once contra once y todo puede pasar, así que hasta el rabo todo es toro.

Desde aquí animar a esos equipos pequeños para que este año se lo pongan muy difícil a los grandes, entre ellos mi equipo.