En estos tiempos de crisis económica mundial el futbol, y principalmente los clubes más modestos, se han visto muy afectados por lo que han tenido que recurrir aún más al eterno salvador: la cantera.

España ha contado con canteras ilustres como Lezama, Mareo, Paterna, Nervión, o la fábrica del Real Madrid, pero la más destacada en el último cuarto de siglo ha sido la Masía del Barcelona pues ha aportado la base de la generación dorada de España (Xavi, Iniesta, Puyol, Piqué, Busquets, Valdés, Reina, Fábregas, Pedro, Alba, por solo mencionar a los más consagrados).

Johan Cruyff, tras su llegada al banquillo azulgrana a finales de los 80´, intensificó el trabajo con la cantera y este trabajo empezó a dar frutos muy pronto con el debut en primera de grandes jugadores como Luis Milla, Amor, Guardiola, Ferrer, Sergi, De La Peña, Gerard López, Celades, etc., pero a pesar de esto no todo fue, ni es, color de rosa.

Anuncios
Anuncios

Evidentemente el FCB ha demostrado un buen ojo para contratar y perfeccionar talentos pero también ha perdido muchos o ha tenido que repatriarlos más tarde a precios exorbitantes, o ha protagonizado fichajes desastrosos para sus arcas y tampoco sus directivos han sabido vender sus fichas apropiadamente.

Tales han sido las ruinosas contrataciones de Ibrahimovic por quien pagaron 87 millones de euros y fue vendido posteriormente en apenas 24; David Villa fue otra operación ruinosa de los catalanes al ser traspasado en solo 5 millones y costó 40; los brasileños Keirrison y Henrique dejaron un déficit de más de 30 millones entre ambos; el bielorruso Hleb costó 17 millones de euros y solo pudieron recuperar 2 millones por su venta; el defensa ucraniano Chygrinsky dejó pérdidas por valor de 10 millones, al igual que el también defensor uruguayo Martín Cáceres, pero las de este último ascendieron a 13 millones.

Anuncios

El Barcelona además ha protagonizado ventas desventajosas o ha dejado escapar jugadores prácticamente gratis como han sido los casos de Rivaldo, a quien Van Gaal dejó ir libre por contradicciones entre ambos; caso muy parecido al del danés Laudrup con Cruyff; el finlandés Litmanen también fue dejado escapar libre; lo mismo parece que sucederá con el brasileño Dani Alves y el carioca Ronaldo también fue muy mal vendido al Inter tras una campaña de ensueño.

A los catalanes les han escamoteado además muchas de sus estrellas como Figo, Maradona, Schuster, Fábregas, Thiago Alcantara, Oriol, y por demás no han sabido vender a sus canteranos como Tello (solo 2 millones al Oporto); Bojan (por un precio parecido al Stoke City); Cuenca recibió la carta de libertad y fichó por el Depor; un año antes pasó lo mismo con Muniesa, a quien se unirá Bojan en el Stoke, y la historia se repite con muchos otros.

Llegamos entonces a la conclusión que el FCB tiene muy buen olfato para fichar y formar jóvenes pero sus directivos a lo largo de la historia, no solo la gestión actual de Zubizarreta es nefasta, aunque por cierto lo ha sido, no han sabido darle soluciones acertadas y económicamente beneficiosas a estos talentos que no caben en el primer equipo.

Anuncios

#Liga #FC Barcelona