Una semana queda para el inicio del mundial de #Baloncesto y España es una de las candidatas para hacer que el oro se quede en casa. Ser anfitrión y las bajas de la todo poderosa Estados Unidos son las credenciales para que España se clara aspirante, pero tiene un largo camino para poder conseguirlo. Ayer disputó el penúltimo partido de preparación en Badalona ante la selección ucraniana que, a priori, es un equipo con un nivel inferior pero disputó un partido muy organizado y completo a pesar de su corta plantilla.

El partido empezó muy bien para la selección española gracias a las buenas combinaciones de los hermanos Gasol, que serán el pilar fundamental en el equipo tanto en ataque como en defensa.

Anuncios
Anuncios

Un parcial de 12-4 auguraba un partido fácil y sin complicaciones, pero nada de eso iba a pasar. Poco a poco, Ucrania se iba a metiendo en el partido gracias a buenas jugadas del jugador de los Suns de Phoenix, Viacheslav Kavstrov que permitió a su equipo acercarse en el marcador.

La débil defensa española y que desde la línea de 6,75 tenía la pólvora mojada y el equipo de Mike Fratello no iba a perdonar esa ventajas que les daba nuestra selección. De la mano de Natyazhko, que acabaría siendo el mejor jugador del partido con 17 puntos y 26 de valoración, y Gladyr, jugador conocido en la liga Endesa, llevaron a su selección por delante en el marcador en el ecuador del segundo cuarto (21-26).

España reaccionaría y anotaría su primer triple tras un 0 de 10 en lanzamientos de 3 puntos.

Anuncios

Sería Navarro el encargado de meter al combinado español en el partido y permitir que nos fuéramos al descanso solo 1 punto abajo.

Tras el descanso, el partido continuó con la misma igualdad y ningún equipo conseguía hacerse con el mando. Los triples de Juan Carlos Navarro los contestaba Gladyr y las buenas acciones de los Gasol eran contrarrestadas por Natyazhko y Jeter. Al final del tercer período varias acciones consecutivas de Ibaka dieron una pequeña ventaja en el marcador antes del último cuarto.

En el último tramo del partido, España apretó en defensa, algo que no había hecho en todo el encuentro y que le dio resultado consiguiendo un parcial de 5-0. Estas pequeñas diferencias las mantendría todo el cuarto para al final llevarse el triunfo con un marcador final de 71-63. #Pau Gasol