El delantero uruguayo del FC Barcelona, Luis Suárez, tendrá que cumplir los cuatro meses de sanción que se le impuso por parte de los organismos responsables de la FIFA tras su agresión a Chiellini durante el pasado Mundial de Brasil. El TAS ha decidido no reducir el tiempo de inhabilitación que se le impuso en la sanción en cuestión, sin embargo, si que se han anulado las prohibiciones que imposibilitaban al futbolista entrenarse con el equipo o entrar a cualquier instalación deportiva, lo que para muchos no respetaba el derecho al trabajo del nuevo fichaje blaugrana.

La sanción inicial que le impuso la Federación Internacional de Fútbol durante el Mundial le impedía cualquier relación con el mundo futbolístico, prohibiéndole por lo tanto entrenarse, tanto con sus nuevos compañeros como en solitario, en cualquier instalación deportiva, además de impedirle acudir a dichas instalaciones ni a estadios de futbol.

Anuncios
Anuncios

La sanción de la FIFA fue muy comentada y por muchos criticada por su dureza. Incluso el jugador que sufrió la agresión de Suárez en el Mundial, Chiellini, dijo ante los medios que la sanción era escesiva y que el uruguayo tenía todo su apoyo.

El Trribunal de Arbitraje Deportivo de Lausana tenía la posibilidad de reducir dicha sanción, sin embargo, ha decidido mantener el tiempo de sanción que le impide a Luis Suárez debutar en partido oficial con su equipo antes del 26 de octubre. Sin embargo, el resto de puntos de la sanción han quedado anulados, pudiendo por lo tanto unirse el jugador a sus compañeros en el Barça, que se encuentra en plena pretemporada.

Tras esta decisión del TAS, Luis Suárez podrá ser presentado oficialmente como jugador del FC Barcelona en el trofeo Joan Gamper, en el que será presentados a su vez los nuevos fichajes que se han unido a la plantilla blaugrana durante este verano.

Anuncios

Suárez deberá entrenarse intensamente para estar apunto cuando el tiempo de sanción finalice y así estar disponible para las órdenes del nuevo entrenador culé, Luis Enrique.