Ayer se jugó la final del torneo más importante de verano en cuanto a amistosos se refiere. La Internacional Champions sigue el mismo formato que la Liga de Campeones y en ella juegan los equipos más prestigiosos del continente europeo. Manchester United y Liverpool se enfrentaban en la final en un estadio repleto de aficionados americanos en la ciudad de Miami.

El Liverpool llegaba a la final del torneo tras enfrentarse en la fase de grupos a equipos como el Manchester City y Olympiacos mientras que el Manchester jugó sus partidos clasificatorios en el otro grupo contra rivales como la Roma, el Inter de Milán y el Real Madrid, a quien derrotaron por 3-1 en el último partido.

El partido empezó con una intensidad defensiva increíble donde ambos equipos presionaban muy arriba dificultando la salida del balón por parte de los centrales. A pesar de ello el primer gol llegó pronto, en el minuto 14, cuando Sterling, el jugador más desequilibrante del Liverpool, se internó dentro del área y fue derribado por Phil Jones. La pena máxima fue transformada por el capitán Steven Gerrard engañando a David de Gea. Con el 0-1 llegamos al final de la primera parte, donde tampoco hubieron muchas más ocasiones salvo un disparo de Coutinho que repelió el español David de Gea con una gran parada.

Tras el descanso, el Manchester United salió mucho más enchufado al partido que el Liverpool y eso se notaría muy pronto. Los "red devils" dominaban el juego en el.centro del campo y en el minuto 55 llegaría su primer gol, obra de Wayne Rooney tras un buen centro de Chicharito Hernández. Pofo iba a durar el empate en el marcador ya que dos minutos más tarde, en el 57, Juan Mata marcó el segundo gol para su equipo con un disparo desde la frontal del área que entró ej la porteria tras ser desviado por el central francés Sakho.

Después del segundo gol del United, el Liverpool se vinó arriba buscando el empate que no llegaría sino todo lo contrario, lo que llegaría sería el tercer gol del Manchester obra de Jessie Lingard a pase de Kawaga en el minuto 88 para certificar la remontada. De esta manera, el Manchester United se proclamó campeón desbancando al Real Madrid que había conseguido el título los dos años anteriores. #UEFA #Fútbol