El partido se disputaba en Cardiff, a las 20:45 de la noche. La tierra del galés Gareth Bale, el cual intentaría sacar lo mejor de él y brillar una noche más con la camiseta del Real Madrid, pero en su casa, motivo muy grande para que hiciese un gran partid. El Madrid salió con Casillas en portería, Carvajal, Pepe, Ramos y Coentrao en la linea defensiva, por delante doble pivote con Kross y Modric y arriba el arma letal del Madrid, Cristiano, Bale, James y Benzema. Por parte del Sevilla salia en portería Beto, Fazio, Navarro, Pareja y Coke formando la defensa, Krychowiak, Carriço como mediocentros y arriba Denis Suárez, Vitolo, Aleix Vidal y Carlos Bacca la referencia sevillista.

Anuncios
Anuncios

El partido empezó, como casi todos los de competiciones europeas, con ritmo frenético, partido de idas y vueltas constantemente. Con más dominio del balón del conjunto madridista, pero con contras bastantes peligrosas por parte del Sevilla. Las primeras llegadas peligrosas llegaron por banda derecha por parte del Madrid y las contras que más daño hacían pasaban por las botas de la gran incorporación del Sevilla, Denis Suárez. El Real Madrid no hacía más que acechar la portería rival ante las pocas envestidas del Sevilla y con poco peligro.

El primero que cogió el mando en el marcador fue el Madrid, por parte de Cristiano Ronaldo en el minuto 30 rematando un grandísimo centro del galés Gareth Bale. El centro confundió al guardamenta del Sevilla que se quedó a media salida y Cristiano remató en el área más pequeña.

Anuncios

El Sevilla salió trastocado de este gol e intentaba irse al descanso con este marcador y que la cuenta de goles del Madrid no aumentase más. Emery no quería encajar otro gol antes del descanos porque ya podría ser casi definitivo. Finalmente, se llegó con el 1-0 al descanso, el Madrid mostrando mucha superioridad en el juego.

Después de la salida de vestuarios el partido siguió como en la primera parte, llegadas y dominio del Real Madrid por contras algunas peligrosas por parte del Sevilla. Fue entonces, cuando en el minuto 59, Cristiano hacía el segundo para el conjunto blanco y ponía casi el broche definitivo al partido.

En los últimos compases no se salió de la tónica del partido y se llegó al pitido final con el resultado de 2-0 y el Real Madrid se proclamó supercampeón de Europa.

#Fútbol