Ayer se disputó el partido que cerraba la primera jornada de la Premier League. El partido enfrentó a un recién ascendido como el Burnley ante el Chelsea de Jose #Mourinho. Todos estabamos expectantes del debut de muchos jugadores que militaron la temporada pasada en nuestra liga como son Diego Costa, Cesc Fábregas y Thibout Courtois, que consiguió ganarle la batalla a Petr Cech. Filipe Luis no tuvo esa suerte y le tocó quedarse en el banquillo ya que en su puesto está Cesar Azpilicueta, un fijo para el técnico portugués.

El partido no empezó bien para los "blues" ya que el primer equipo en golpear fue el Burnley mediante Scott Arfield que consiguió batir al guardameta belga gracias a un error defensivo de los centrales. Tras el gol, el Chelsea comenzó su dominio en el partido. El dominio fue gracias, en parte, al buen trabajo de Cesc fábregas en el centro del campo y puso el ritmo que necesitaba el partido. De sus pies nació la jugada del gol del empate tras estrellar un balón en el palo, el rechace fue aprovechado por Diego Costa para conseguir el empate y su primer gol en esta Premier League.

El empate no estaría mucho tiempo en el marcador ya que tan solo cuatro minutos después el Chelsea confirmaría la remontada. Otra vez Cesc Fábregas se inventó un pase espectacular que el alemán Andre Schurrle aprovecharía para anotar el segundo tanto. El equipo de Jose Mourinho cerraría el partido antes del descanso anotando el 1-3 definitivo mediante un córner que cabeceó Branislac Ivanovic aprovechando un error defensivo del Burnley.

Tras el descanso, el equipo local salió mucho mejor y gozó de numerosas ocasiones para poder meterse en el partido pero no consiguió materializarlas. Con la entrada de Didier Drogba, que vuelve al Chelsea tras su paso por el equipo turco del galatasaray, y algunas interrupciones acabaron de matar el partido a favor del equipo londinense.

De esta manera, el Chelsea se coloca al frente de la clasificación gracias a los 3 goles a favor y comparte liderato junto a equipos como Manchester City, Liverpool y Arsenal. Todo lo contrario que el Manchester United que no consiguió sumar en su estreno liguero en Old Trafford ante el Swansea. #Fútbol