El Atlético de Madrid consiguió ayer su primera victoria de la presente campaña liguera ante el Eibar en el Calderón por dos goles a uno. Los del "Cholo" Simeone, quienes recibieron porfín el trofeo de la pasada #Liga 2013-14 en la que se proclamaron campeones, sufrieron más de la cuenta ante un ambicioso Eibar que perdió el partido a balón parado.

El partido comenzó sin mucho ritmo por parte de ninguno de los dos equipos, sin embargo, en el primer corner del partido el Atlético de Madrid se adelantó en el marcador gracias a un despiste defensivo del conjunto rival, que permitió a Miranda, en el minuto 11 de partido, cabecear el primer tanto del partido.

Anuncios
Anuncios

Tras este gol, todo siguió como hasta entonces. Poco ritmo y un Eibar que cada vez se encontraba más cómodo en el campo, no dejando al conjunto colchonero sentirse dominador del encuentro en ningún momento. Sin embargo, volvió a aparecer la potencia y calidad de los del Cholo a balón parado en el gol de Mandzukic un cuarto de hora después.

Tras los dos goles de Miranda y Mandzukic, que empieza a coger ritmo como goleador del equipo, todo el mundo pensaría que, viendo la solidez defensiva del Atlético la temporada pasada y el control del partido que suele tener al irse atrás, el partido estaba prácticamente acabada. No obstante, el Eibar no se vino abajo y siguió insistiéndo con un #Fútbol ofensivo y atrevido, siendose cada vez más dominadores del partido y viendo cómo sus rivales se encerraban atrás sin impedir sus ocasiones de peligro.

Anuncios

El Eibar recortó distancias antes del descanso con un golazo de Abraham, algo que les dio más esperanzas para irse arriba y acosar sin descanso la portería atlética. El Eibar consiguió dominar el centro del campo ante una defensa que no consiguió impedir que éstos crearan ocasiones de peligro que, sin embargo, no pudieron aprovechar para empatar el partido, perdonando en los últimos minutos de encuentro.

Con ésta primera victoria colchonera en Liga, el Atlético demuestra que, a pesar de las dudas que provoca su juego, sigue sabiendo ganar sufriendo. El Eibar por su parte ha presentado su candidatura a la permanencia con un equipo con garra y fútbol que es capaz de ponerle las cosas muy difíciles a cualquiera.