Hace poco más de dos meses, el Atlético de Madrid conseguía su primer título de #Liga desde el año 1996. El equipo colchonero solía formar con: Cuortois en portería, línea de cuatro para Juanfran, Miranda, Godín y Filipe Luis. En la medular, Gabi tenía su posición como mediocentro defensivo y capitán y la otra se la turnaban antre Tiago y Mario Suárez, aunque bien es cierto que el portugués jugaba más que el español. Un poco más adelante, Arda Turan y Koke se encargaban del toque de magia que hace falta en el último pase, cuyo destino solía ser la dupla formada por Diego Costa y Villa. En el mercado de invierno llegó Diego, que sumado a Adrián, Alderweireld, Raúl García, Sosa y al Cebolla, fueron los jugadores que disfrutaron de minutos en este Atlético campeón.

Anuncios
Anuncios

Si nos ponemos en situación objetiva, un club que desde hacía casi 20 años no ganaba una liga, que estos últimos años estaba acostumbrado a entrar en UEFA o Europa League y que raro y muy bueno era el año que se clasificaba para Champions League, es normal que fuera el gran desnudado de la liga española. Y es que año tras año, jugador que sobresalía en las filas rojiblancas, jugador que salía por la puerta en verano invitado a marcharse por Enrique Cerezo. Empezó con Fernando Torres, luego Agüero, Forlán, Falcao, ya pasó en su día con Futre, Hasselbaink o incluso Hugo Sánchez. Y así, es imposible formar un equipo que opte a algún gran torneo.

Pero lo cierto es que en esto del #Fútbol, y del deporte en general, la mayoría de cosas son ciclos. Y unas veces estás tan arriba que lo único que puedes hacer es bajar y viceversa, hay momentos en los que no puedes tocar más fondo.

Anuncios

Y después de años sin ningún gran título, llegó el Simeone al Atlético de Madrid, devolviendo a los aficionados la ilusión. Formó un bloque de futbolistas que no son los que más calidad tenían, ni los más veloces, ni el portero que mejor paraba los balones. Pero consiguió hacer que jugaran con el corazón. Convirtió a un grupo de buenos jugadores en campeones de España y subcampeones de Europa. Y consiguió crear un modelo, de mentalidad más que de juego, envidiable.

De los jugadores habitules en el club colchonero la anterior campaña, ya han salido Cuortois (vuelta al Chelsea por fin de la cesión), Diego Costa (traspaso al Chelsea), Filipe Luis (traspaso al Chelsea), Sosa (fin de cesión aunque es muy probable que vuelva debido a los problemas políticos en Rusia y Ucrania), Tiago (salió libre al Chelsea pero por problemas en la licencia Premier ha vuelto al club colchonero) y Villa (fin de contrato). Sobre las posibles marchas, se habla de Mario Suárez al Nápoles, el Cebolla Rodríguez al Sunderland y Guilavoughi en calidad de cedido.

Anuncios

Así es imposible mantener un equipo campeón, es verdad. Pero han llegado refuerzos de calidad, como Antoine Griezmann, Mario Mandzukic o Ansaldi. Otros no tan sonados pero que de manos de Simeone, darán que hablar como Moyá, Oblak y Bakkali. También se habla de importantes nombres que podrían aterrizar en el Manzanares como Lavezzi, Kagawa o Callejón. De cualquier manera, el equipo, siempre que siga dirigido por Diego Pablo Simeone, será un equipo con mentalidad ganadora, que vaya partido a partido y se deje la piel en el campo.