Desde que llegó ya hace tres años a las arcas del equipo alojado en el Santiago Bernabeu, el entrenador autodenominado special one, es decir José Mourinho, la situación del club de Concha Espina no atraviesa su mejor situación, y eso que llegó el año pasado un hombre que ha devuelto la tranquilidad, de manera entrecomillada, a la institución, el gran Carlo Ancelotti.

La historia se remonta un par de años, atrás, cuando el jugador #Iker Casillas es lesionado, no se sabe bien si siendo sin querer o aposta por Alvaro Arbeloa en un partido de liga. El portero estuvo tres meses de baja y entonces llego Diego López, portero de un nivel muy bueno para sustituirle, pero cuando el gran capitán se recuperó se vió con sus huesos en el banquillo, y pasó a un segundo plano.

Anuncios
Anuncios

Muchos jugadores y la afición, le culpó de la salida del portugués, y aunque no es del todo cierto porque solo lo saben ellos, entre éstos se encontraba Arbeloa. El jugador no se lleva bien con el capitán y eso es un hecho que se ha podido ver en numerosos desplantes, situaciones y convivencias. Es más la polémica se incremento cuando el jugador twitteo un artículo en el que se llamaba "Cáncer del #Real Madrid al Casillas".

Después salió pidiendo disculpas, pero nadie se las creyó salvo el sector mourinhista del Real Madrid. La cosa se vió más afectada trás el primer partido de la Supercopa en la que el defensa saludó a todos menos a Casillas, demostrando lo mal compañero que es.

Yo sin ser de ninguno de los dos, me posiciono en favor del portero, quien en sus casi 20 años al servicio del club, siempre se ha dejado la piel, no le considero ningún topo con la prensa, cosa que si le han acusado por su relación con una periodista y su simpatía por algunos, y además creo que siempre ha velado por los intereses del club.

Anuncios

El defensa que es un marrullero, no hace más que sembrar la discordia y yo vería con muy buenos ojos su salida del club, porque así podría llegar mucho mejor la tranquilidad del club. También considero que se le debe de sancionar de alguna manera, porque es el que no se lleva bien con los compañeros.

Nunca ha sido de mi agrado el defensa, pero conociendo los tejemanejes que se cuecen en el club, todavía menos, un tío que siembra la discordia no puede seguir en un club como el Real Madrid. Espero que el club tome una decisión y en estos días le abra la puerta de salida, porque otro año más desestabilizando al club no se puede consentir.

#Fútbol