Para conseguir la ansiada Copa del Mundo hay que ir avanzando ronda a ronda y eso, se quiera o no, significa ir eliminando a grandes selecciones o incluso favoritas a título por el camino. La semifinal entre Brasil y Alemania es uno de esos partidos en los que una selección favorita tendrá que despedirse de la lucha por el título. Para Brasil puede ser un gran fracaso, para Alemania un gran paso hacia su ansiada copa.

Este partido no comenzará con el pitido incial. Ya ha empezado. Desde que Brasil eliminó a Colombia, la alegría del momento se transformó en preocupación ante la ausencia de su gran capitán, Thiago Silva, y su estrella en ataque, Neymar Jr.

Anuncios
Anuncios

que no podrían estar en el choque ante los de Löw.

La selección anfitriona ha ido dando una de cal y otra de arena en el torneo, ganando sus partidos sin demasiado brillo y, para más inri, contra rivales de inferior nivel. Es por esto por lo que, en Brasil, no ansiaban cruzarse con la selección germana. Brasil ya no puede depositar su confianza en la calidad individual de Neymar ni siquiera tener la seguridad en defensa sabiendo que Thiago Silva cortará un balón. Alemania será la prueba más dura para una canarinha que puede salir reforzadísima de este encuentro o puede hundirse en un pozo futbolístico.

En la parte estadística, los números dicen que Brasil es favorita. De un total de 21 partidos en los que se han enfrentado, Alemania ha sido derrotada en 12 ocasiones y sólo ha salido victoriosa en 4.

Anuncios

Como se dice, las estadísticas están para romperlas.

La selección anfitriona cuenta con bajas más que notables. Los de Joachim Löw vienen rodados y en una forma muy buena. El estadio de Mineirao será testigo de este choque entre titanes del #Fútbol y veremos si son capaces de alentar y llevar en bolandas a su equipo como en los partidos anteriores.

De cualquier manera, esta noche tendremos un partidazo digno de ver entre dos selecciones aspirantes al trofeo de la Copa del Mundo. Y en los banquillos, no será menos: Scolari VS Löw.

Que hable el fútbol.