El mercado veraniego de fichajes ni para ni tiene intención de hacerlo, a pesar de la disputa del Mundial de Brasil que está acaparando gran parte de la atención de la prensa internacional. Tal vez por este motivo, sean muchos los equipos que está operando "destrangis" para reforzarse de cara a la próxima campaña sin levantar demasiados aspavientos.

Uno de ellos es el #Real Madrid. Flamante ganador de la Copa de Europa, el equipo comandado por Florentino Pérez prevé realizar una reforma que, de llevarse a cabo, no dejaría indiferente absolutamente a nadie. Y es que a pesar de disponer de una de las mejores plantillas del mundo, por presupuesto y por calidad individual de jugadores, Pérez no "se casa con nadie" y si considera que hay alguno que no está capacitado para disputar las tres competiciones debe marcharse.

Anuncios
Anuncios

Su confianza en Carlo Ancelotti es máxima, sobre todo después de que éste le consiguiera la ansiada "décima", y sobre él recae la responsabilidad de confeccionar un equipo de garantías.

De cumplirse los rumores, la portería blanca tendría dos nuevos inquilinos la próxima campaña. La salida de #Iker Casillas parece más que probable, ya lo parecía al finalizar la liga y su actuación en la Final de Champions League y en el Mundial de Brasil no habla demasiado bien del meta madrileño. No es cuestión de criticar al "capitán", es cuestión de ciclos, y tal vez el de Iker ya se haya cumplido. Lo que tiene claro Florentino, es que si Iker se va, Diego López también debe irse.

El motivo principal es que no van a permitir que se genere debate sobre la figura de López si Casillas se marcha.

Anuncios

Si, por la razón que sea, Diego no hace buena temporada con el Madrid, Florentino tendrá a toda la afición encima recordándole que debía de haber mantenido a Iker, y esto no le agrada al Presidente. Por tanto, o se quedan los dos (muy dudoso teniendo en cuenta que Iker quiere ser titular en liga, y Ancelotti aún no lo tiene claro), o se van los dos.

De hecho ya hay negociaciones con dos metas de garantía. Por un lado está Kiko Casilla, portero del Español de Barcelona y del cual el Madrid dispone del 50% de sus derechos al ser canterano de la "Casa Blanca". Se comenta que Casilla no ha renovado, y se sospecha que es porque el Madrid le ha pedido que espere hasta que hable con Iker y Diego y resuelva sus respectivos futuros. Por otro lado está Keylor Navas, guardameta del Levante que ha hecho una campaña absolutamente extraordinaria y que está demostrando en el Mundial de Brasil que es uno de los porteros en mejor forma. Por tanto, se queden los que están, o vengan de los que se hablan, la portería del Madrid estaría más que cubierta.

Anuncios

La defensa no prevé cambios, y es que ésta está convenientemente apuntalada con jugadores como Sergio Ramos o Pepe (los que a priori se manejan como titulares) y con una Rafa Varane que sigue la estela de éstos y que si tiene paciencia no tardará mucho en ser indiscutible en la alineación de Ancelotti. Los laterales también están definidos, con Carvajal en la derecha (a pesar de su juventud ha demostrado calidad suficiente para afrontar esta dura empresa) y Coentrao y Marcelo en la izquierda, imaginamos que Carletto los rotará dependiendo del rival que tiene en frente como ha hecho en otras ocasiones.

Del centro del campo se ha hablado, y mucho. Xavi Alonso no es el que era, cierto, pero tal vez siga siendo indispensable en el juego del equipo; por su lucha, su visión de juego y sus recuperaciones de balón. ¿A su lado? Se habla que Khedira puede abandonar la disciplina blanca, Illarramendi puede salir cedido, Casemiro puede ser vendido con opción a recompra... Y lo que parece inminente, la llegada de Toni Kroos.

Jugadores de calidad hay, y muchos, otra cosa es que Ancelotti sepa distribuirlos. La llegada de Kroos puede ser para acompañar a Alonso, o para sustituirlo, siendo ésto último lo más arriesgado debido a lo poco habituado que pueda estar el alemán para jugar en esa demarcación en solitario. A su lado, Modric es indiscutible en la forma de juego del club merengue, y se espera que esta temporada aún despliegue un mejor juego al asentarse mejor a la idiosincrasia del equipo, mientras que Isco puede seguir madurando y desplegando su calidad técnica en las oportunidades que le brinde el técnico italiano.

La delantera es prácticamente intocable, con un Benzema en racha, un Cristiano que - si se recupera - puede seguir contando sus participaciones en goles y un Bale del que se espera mucho en esta campaña. Aún así, se rumorea la llegada de Radamel Falcao, aunque en esto momento por la cabeza de Carlo Ancelotti no pasa sustituir a Benzema de ninguna de las maneras. De hecho, la salida de Álvaro Morata parece inminente puesto que quiere contar con minutos, y en el Madrid es prácticamente imposible.

El Real Madrid, sea como fuere, dispondrá de un gran equipo. No se renovará más porque no se considera necesario, el equipo está unido y "en forma". Por tanto, nos espera verlo rodar con las nuevas incorporaciones (si se terminan de cerrar) y comprobar si son para bien, o para descentrar a los ya habituales.