El #Real Madrid presentó ayer en el Estadio Santiago Bernabeu a su nuevo jugador Toni Kroos. El jugador alemán de 24 años viene de jugar la temporada pasada con el Bayern de Múnich de Pep Guardiola y de proclamarse hace menos de un mes campeón del mundo con su selección. Es el primer fichaje del club blanco, actual campeón de europa, para esta nueva temporada 2014/2015.

Por la mañana, Toni Kroos estubo conociendo las instalaciones en la ciudad deportiva de Valdebebas y a los que serán sus nuevos compañeros. El dorsal que llevará el jugador alemán es el 8 llevado temporadas atrás por Emerson y Kaka. 

El jugador alemán dio algunas declaraciones como "que no había más opciones, quería jugar en el Real Madrid" y que es "el hombre correcto para ganar títulos. Toni Kroos ya lo ha ganado todo con el Bayern de Múnich y el jugador quería dar un paso adelante en su carrera deportiva y jugar en la #Liga española.
La posición ideal para Toni Kroos es llevando el control del balón en todo momento y ser el generador de las jugadas. Pero el jugador ha reconocido que es capaz de jugar por todas las posiciones del centro del campo aunque ha reconocido que esa es la que más le gusta.

Su debut tiene pinta de que será en la supercopa de Europa frente a Sevilla FC en Cardiff. Tras la sanción de Xabi Alonso por la #UEFA para ese partido, lo que le da todas las papeletas a Toni Kroos para ser titular en ese partido aunque lleve pocos entrenamientos.

El jugador alemán se incorporara a los entrenamientos el 5 de agosto tras el torneo que jugará el Real Madrid en Estados Unidos ante equipos como Chealsea, Manchester United.

El club blanco está a la espera de la contratación oficial de Keylor Navas y ya está negociando también por James Rodríguez aunque el Mónaco ha puesto 85 millones el precio del jugador colombiano por 5 temporadas en las que cobraría 8 millones de euros al año.

De las salidas, además de la Sami Khedira, Morata tiene ya pie y medio en la Juventus de Turín por uno 18 millones de euros. Pero con una opción de compra en la que el Real Madrid tendría que abonar al campeón del Scudetto entre unos 30 y 36 millones.