"Sabella decime qué se siente" se escuchaba cantar desde la tribuna albiceleste en el último partido Argentina contra Bélgica en el actual mundial de fútbol de Brasil. El cantico responde a la letra de una cumbia que los aficionados argentinos han escrito especialmente para alentar a su equipo en Brasil. Dice algo así:" Brasil decime qué se siente tener en casa a tu papá..." y otra serie de gracias por el estilo que desembocan en que "Maradona es más grande que Pelé". El caso es que el técnico Sabella parece haber tomado las riendas de la selección argentina y los buenos resultados obtenidos han llevado a Argentina, después de 24 años, a una semifinal de un mundial.

Anuncios
Anuncios

Recordemos que la última fue en los años 90, el mundial se jugaba en Italia, dirigía el técnico Bilardo y Maradona lucía la 10.

Ahora la selección Argentina está frente a una oportunidad de volver a hacer historia. El equipo, según dicen los que saben, y se está viendo en el campo de juego se está comportando realmente como un equipo, un grupo unido que persigue un objetivo, y no como la "jaula de grillos" que parecían - aún ganando- en la fase de grupos. ¿Será mérito de Sabella, de la experiencia de Messi, del peso de la camiseta? Nunca lo sabremos, pero los argentinos "la tienen ahí", quiero decir al alcance de la mano.

Si bien se están cumpliendo las predicciones - han pasado las 4 favoritas, Alemania, Holanda, Brasil, Argentina- este mundial está lleno de lesiones, mordíscos, amarillas y sorpresas.

Anuncios

Sí, bastante violento está resultando, sobre todo la falta a Neymar con el rodillazo fatal del colombiano Zúñiga, las patadas que le pegan a Lionel Messi cada vez que la toca, y las lesiones típicas del sobreesfuerzo de tan alto nivel competitivo, Di Maria y Khun Aguero en Argentina.

Alejandro Sabella en declaraciones a la prensa después del 1-0 frente a Bélgica, muy contento con el desempeño de su equipo en general y destacando el golazo de Higuaín, manifestó su deseo de abandonar la conducción de esta selección. No especificó sí será porqué quiere irse con la victoria, es decir por la puerta grande, o si está abriendo el paraguas por si algo sale mal. Lo cierto es que Argentina tiene que enfrentarse primero a Holando, un hueso duro de roer, y luego, si gana Sabella dirá de nuevo "qué se siente". #Mundial de Brasil