La selección española de #Baloncesto disputó frente a Turquía la final del europeo sub-20. Este partido se disputó en Creta, ciudad de Grecia, y el partido acabó con un marcador 65-57 favorable a los turcos. Estos torneos de categorías inferiores sirven de antesala para el mundial de selecciones absolutas que empezará a finales del mes de agosto en España.

El partido fue muy igualado durante todo el tiempo y las únicas ventajas del partido favorables a Turquía fueron por pérdidas de balón por parte del conjunto español. Estos detalles al final del partido decantaron el partido y la medalla de oro del bando turco.

El primer cuarto fue favorable a los españoles y acabó con un marcador de 14-18.

Anuncios
Anuncios

Los nueve primeros puntos del conjunto turco fueron de Cedi Osman, el mejor jugador de la final, que acabaría el encuentro con 20 puntos. Las sensaciones de nuestra selección eran buenas saliendo bien al contraataque y con una buena defensa.

En el segundo cuarto empezaron los problemas para España cuando Guillermo Hernangómez cometió su segunda falta personal. El pívot español, uno de los valuartes de nuestra selección y nombrado mejor pívot del campeonato, tenía que retirarse al banquillo para reservarse para el tramo final de partido. Además de las faltas, España entró en un bloqueo mental en ataque en el que no encontraba espacios ni facilidades. A esto también hay que sumar el acierto desde la línea de 3 puntos de la selección turca. El cuarto acabó con un parcial de 21-10, con un marcador final de 35-28 favorable a Turquía.

Anuncios

El descanso le vino bien a España que volvió a salir como en el primer cuarto, desplegando un buen juego. Con un par de robos y contraataques, consiguieron igualar el partido de nuevo. La igualdad fue la tónica del partido hasta que llegamos a los 2 últimos minutos de partido. Hasta entonces, los hermanos Hernangómez eran los que llevaban las riendas en España y Cedi Osman hacía lo mismo por su selección. Las precipitaciones en ataque y un par de errores defensivos enterraron las esperanzas de conseguir el oro europeo y Turquía conseguiría así una renta suficiente para lograr la medalla de oro.