Patinar, un gran deporte con dos excelentes objetivos, mejorar tu estado físico y socializar.

Que no sabes cómo comenzar, pues apunta, hay muchas escuelas y asociaciones en España, algunas gratuitas y otras de pago, que te ayudarán a mantenerte en pie, mejorar tu técnica, e incluso participar como voluntario.

Material:

Solo tienes que hacerte con unos patines, unas buenas protecciones y a deslizarte por el asfalto.

Puedes encontrar patines económicos, de segunda mano, aunque muy recomendable, si puedes gastarte un poquito más hazte con unos buenos patines o incluso si son tus primeras veces, puedes alquilarlos.

Anuncios
Anuncios

En la mayoría de ciudades hay tiendas especializadas que por un módico precio, que oscila entre los 10-20€ al día, puedes calzártelos y comenzar a disfrutar con ellos, incluso protecciones incluidas.

Las protecciones van por tallas, así que revisa bien que no te vayan grandes o te corten la sangre. Os recomiendo muñequeras, coderas y unas buenas rodilleras, y por supuesto, casco, y además obligatorio para los más peques.

Pero que es lo más divertido, aparte de practicar deporte, por supuesto, es conocer a gente de todas las edades, niños, mayores, familias enteras, gente joven y no tan joven. Es un deporte para todos los públicos.

Además de ir a clase, te puedes apuntar a rutas oficiales que se realizan en la mayoría de ciudades, patinar a tu rollo o hacer un grupo de amigos con las mismas inquietudes y disfrutar de unos kilómetros de emoción y práctica deportiva.

Anuncios

En las rutas organizadas, la mayoría por asociaciones, tienen acuerdos con los ayuntamientos para poder cortar el tráfico de algunas calles principales y dejar pasar al grupo, como si fuera un pelotón de ciclismo, pero para ello hay que seguir unas normas básicas que dependerán de cada organización, pero os resumo las más habituales:

  • Llevar protecciones.
  • Ir dentro del "pelotón".
  • Respetar las normas de los stoppers (coordinadores de la ruta que llevan al grupo en pelotón, ayudan a parar el tráfico e incluso te van avisando de posibles obstáculos, como un agujero o agua en el suelo).
  • No consumir alcohol y por supuesto otro tipo de drogas.
  • No recomendable llevar cascos de música en los dos oídos, debes estar atento a posibles indicaciones.
  • Saber frenar bien y girar.
  • Respetar el mobiliario urbano.

Y por supuesto, hay rutas desde niveles básicos a más cañeras, así que infórmate en tu asociación o escuela más próxima para horarios, niveles, etc.

Y por último, un pequeño glosario de términos básicos:

  • ABEC. Medición de la precisión de los rodamientos de patines.
  • Bota. Es la parte del patín que cubre y protege el pie del patinador, pudiendo ser rígida, semirrígida o blanda. Según el tipo de patinaje que practiques o tu nivel, en las tiendas especializadas te recomendarán un tipo u otro.
  • Conos. Para aquellos con más nivel que deseen disfrutar del slalom.
  • Freno en T. Es la técnica más utilizada para frenarse. Se deben de poner los patines en forma de T en el suelo, dejando el peso sobre el patín delantero, y derrapando con el pie trasero el suelo perpendicularmente, hasta perder la velocidad. (Técnica casi imprescindible aprender para hacer rutas).
  • Guía. Elemento del patín, que se encarga de tener las ruedas sujetas y enganchadas a la bota mediante, normalmente, tornillos.
  • Rodamientos. Parte del patín que hace que disminuya la fricción contra el suelo y sea más fácil avanzar.
  • Rotar ruedas. Para contrarrestar el efecto de desgaste desigual de las ruedas, estas se suelen rotar cada cierto tiempo, depende de cómo y cuánto las uses, así te ahorrarás comprar ruedas de forma habitual.
  • Ruedas. Lo más extendido son las 4 ruedas dispuestas en línea por patín, pero según el tipo de patín puede variar de 2 a 5. A tener en cuenta también la dureza.
  • Taco. Es el freno en pastilla que tienen los patines. Cuando comienzas a patinar es el elemento para frenar que se suele utilizar más. Los patinadores más expertos o con más nivel no lo utilizan porque dificulta cruzar piernas, saltar, etc.

Y qué, ¿Te atreves a rollear?