Ayer se procedió al sorteo de la liga, de todas las jornadas, y la diosa de la suerte no ha hecho más que jugar sus bazas. En este sorteo, se produjo una serie de circunstancias que ha dejado a la gente un tanto sorprendida. Para empezar en la jornada 1 varios derbys regionales. En la jornada 3 ya el primer gran derby, #Real Madrid- Atlético de Madrid. En la jornada 9 el gran derby de la liga el Real Madrid- Barcelona. Y es en este derby donde está toda la polémica.

El motivo de la misma no es otra la fecha y lo que implica. El 25-26 de octubre es cuando se celebra, pero además es cuando finaliza la sanción del jugador del Barcelona Luis Suarez.

Anuncios
Anuncios

Pero además es que el Real tiene partido la semana siguiente el día 29, por lo que lo que decidan las operadoras de televisión marcarán un destino de que juega un jugador como el uruguayo.

Ese fin de semana termina la sanción del jugador, pero dependerá el día en que se juegue si podrá disputar minutos, porque su sanción concluye el domingo y el partido podría ser el sábado. Además el tribunal superior de arbitraje deportivo, tiene que decidir que sucede con la sanción en los próximos días del mes de agosto. El club va a luchar por conseguir un descenso de dicha sanción para poder contar con el jugador, pero claro éste ha sido reincidente y la FIFA no está por la labor de momento de rebajar dicha sanción.

Además las operadoras decidirán el día y la hora, y el Real Madrid presionará para que sea el sabado si se tiene partido el día 29 de octubre.

Anuncios

Para así disponer de más tiempo para prepararlo, porque puede que sea la competición europea o la copa lo que se juegue en esas fechas, y no van a querer tirar un título a primeras de cambio.

Como aficionado al #Fútbol que soy, creo que hay que intentar que jueguen los mejores jugadores este tipo de partidos, pero si un jugador que ha reincidido en la acción por la que ha sido sancionado, no debería de disputar estos encuentros, ya que no es la primera vez que realiza la acción por la que ha sido sancionado. La polémica está servida, lo que se decida no va a dejar a gusto a nadie.