Después de una conducta antideportiva que dio la vuelta al mundo y de una sanción polémica por parte de la FIFA (suspensión de 9 partidos con la selección uruguaya, 4 meses alejado de los campos de fútbol y 82.000 euros) Luis Suárez pidió disculpas en Twiter por el mordisco propinado al italiano Giorgio Chellini cuando Uruguay se enfrentó a Italia.

La disculpa que muchos exigían se hizo esperar y ahora se rumorea que , en rigor de verdad, más que a un claro acto de arrepentimiento del futbolista, la disculpa se debe a una estrategia para lavar su imagen y así avanzar en el fichaje millonario con el Fútbol Club Barcelona.

Anuncios
Anuncios

Desde España la prensa deportiva especializada además de condenar "la mordida" del uruguayo nunca dejó de hablar de este posible fichaje que venimos mencionando. Recordemos que el Liverpool había ofrecido 70 millones de euros por Suárez y que el Barcelona, presumiblemente, debería superar esta oferta.

Muchas voces se escucharon y se sumaron, más que a condenar la mala conducta del jugador, a polemizar con la dura sanción que le impuso la FIFA. El director técnico Tabarez amenazó con renunciar a su cargo en la mencionada institución, Mujica, el Presidente del Uruguay, salió a defenderlo desde una óptica diferente, un tanto confusa ,haciendo referencia a que la sanción la imponían los poderosos contra los pobres, llevando al terreno deportivo una cuestión, si se quiere cierta, pero totalmente ideológica.

Anuncios

Diego Armando Maradona, quien habla por boca propia, también salió a defenderlo con ironía: "lo que falta es lo que lo lleven a Guantánamo", como de costumbre enfrentándose a la FIFA y a las arbitrariedades de sus poderoso directivos; algo así como David frente a Goliat, o combatir contra Goodzila con un escarbadientes en la mano, todo hay que decirlo querido Diego...

Nadie, ni el propio Suárez, se preguntó ¿por qué se le dió por morder?, es decir que hasta hoy nadie sabe qué es lo que pasa por la cabeza del jugador Uruguayo. Porque, más allá de la polémica por la sanción, el mundial y el dinero del fichaje, Luis Suárez tiene algo, me atrevo a decir que puede que sufra de algo, que no puede controlar o dominar.

Tal vez un ataque de impotencia que se transmuta en ansiedad. "Se le escapa el rival, o no logra hacer lo que quiere hacer, explota y se le da por morder. No lo sé, hasta ahora nadie ha hablado de esto. Lo más recomendable sería que Suárez reconozca que tiene un problema y que se pusiera en manos de un buen especialista y que lo ayudara a salir adelante y a continuar con una carrera que se augura muy exitosa para el jugador y por ende que puede dar mucha felicidad a su entorno familiar y social. #Mundial de Brasil