Desde que comenzaron los rumores sobre el posible fichaje de uno de los delanteros de moda, la estrella del Liverpool y mejor jugador de la Premier League con un récord de 30 goles, Luis Alberto Suárez, el Futbol Club Barcelona ha sido uno de los grandes favoritos para llevarse al máximo goleador de la historia de la selección uruguaya, siendo el equipo que más encarriladas tenía las negociaciones por el jugador.

Pues bien, finalmente el equipo azulgrana ha hecho oficial el fichaje de Luis Suárez, por el que ha pagado a su ex equipo la cantidad que ronda los 80 millones de euros, convirtiendo al uruguayo en el segundo fichaje más caro de la historia de la entidad y en el cuarto fichaje más caro en la historia del futbol, por detrás de su compañero Neymar, Cristiano Ronaldo y Gareth Bale.

Anuncios
Anuncios

Con 27 años, la estrella uruguaya ha firma por cinco temporadas en uno de los contratos más polémicos de este mercado estival después de toda la polémica surgida tras la fuerte y para muchos excesiva sanción que Suárez recibió durante el Mundial de Brasil del que su selección ya está eliminada después del famoso mordisco a Chiellini y de sus precedentes como jugador agresivo y coleccionista de sanciones. La sanción en cuestión le prohíbe participar en el mundo del futbol, y por lo tanto no podrá jugar ni entrenarse con el equipo, aunque si por su cuenta, hasta el día 26 de octubre.

El nuevo fichaje culé será presentado la próxima semana por su nuevo equipo y heredará el dorsal 9 que deja libre una de las estrellas de este mundial, Alexis Suárez, jugador que viajará a la Premier League después de que su fichaje por el club inglés del Arsenal se hiciera oficial por la cantidad de 42 millones de euros, cantidad que le hace al chileno ser la segunda venta más rentable en la historia del club por detrás de los 60 millones que se pagó por Luis Figo.

Anuncios

El Barcelona cierra por lo tanto una de las piezas claves a la hora de diseñar la plantilla con la que los de Luis Enrique intentarán ganarlo todo y volver a ser lo que fueron años atrás.