La UPL (Ukrainian Premier League) comienzó ayer con la visitra del Dnipro Dnipropetrovsk al Metallurg Donetsk en el estadio donde el Shakhtar Donetsk ganó al Dinamo Kiev en la Supercopa. Ese mismo día, la FFU (Federación Ucraniana de #Fútbol) anunció un cambio en el formato de la liga. En lugar de tener 32 jornadas en dos fases, se disputarán 26 jornadas. Una campeonato con menos partidos pero tmbién con menos territorio. La expulsión de los equipos situados en la península de Crimea y la imposibilidad de jugar los partidos en los territorios insurgentes del Este de #Ucrania han propiciado tal cambio.

Después de la anexión de Crimea por parte de Rusia, la FFU se negó a que los clubes en territorio de Crimea, pertenecieran al fútbol ruso.

Anuncios
Anuncios

Ante esta situación, lo único que pudo hacer la FIFA fue remitirse a la norma donde se especifica que "para que un club dispute competición oficial, ambas federaciones han de estar de acuerdo". Tras cambiar los nombres de sus clubes en un último intento por pertenecer al fútbol ruso, FCSevastopol, Tavriya Simferopol y Tytan Armyansk se han visto en la obligación de disolverse.

El director deportivo del Dnipro dijo que "los agentes rechazaban llevar jugadores a Ucrania". Por ejemplo, el Shatkhtar sólo ha conseguido obtener las fichas de jugadores que pertenecían a otros clubes ucranianos y está planteándose las sanciones a los jugadores no ucranianos que no sean traspasados y no acudan a la concentración con su equipo. El Dinamo ha conseguido mantener a su bloque entero exceptuando a Ideye Brown, el Dnipro ha traspasado a Giuliano al Gremio.

Anuncios

El caso del Metallist es el peor de los cuatro grandes ucranianos.

Después de perder en el mercado invernal a sus estrellas Marko Devic y Myron Markevych, tiene que resolver la escampada de otros cuatro jugadores argentinos: Sebastián Blanco, José Sosa, Alejandro Gómez y Cristaldo. En los equipos medios de la liga ucraniana, la mayoría de equipos han tenido que dejar salir a sus jugadores y distribuirlos por todos los países ex-soviéticos.

Este año podremos ver una liga en el que absolutamente todos los equipos dependerán en gran parte de sus jóvenes talentos que hasta ahora disputaban pocos minutos o, en algunos casos, ni jugaban con el primer equipo. Sea como fuese, los clubes ucranianos tendrán hasta el 1 de Septiembre para incribir jugadores en sus equipos.