La FIFA recauda casi cuatro millones y medio de dólares organizando y vendiendo la copa del fútbol #Mundial de Brasil 2014: derechos de emisión en radio-televisión global, patrocinios, "merchandising", licencias, permisos, etc. De todos estos ingresos solamente reparte, es decir distribuye entre los participantes, unos 400 millones de dólares, en su mayoría, entre las 32 selecciones y los más de 700 que jugadores que participaron y jugaron en Brasil.

Los alemanes, como federación de fútbol campeona, además de la gloria y la copa se llevaron 35 millones de dólares, unos 5 millones por encima de los que se llevó la selección española en el pasado mundial disputado en Sudáfrica.

Anuncios
Anuncios

En Brasil España no se llevó nada porque tampoco fue a sembrar nada. Fue, junto con Brasil, la selección que más decepcionó al público del mundial y sobre todo a sus seguidores. Perdió 5 a cero con Holanda y no se pudo levantar, ni la sombra de lo fue en Sudáfrica.

Argentina, como federación de fútbol subcampeona, además del discutible balón al mejor jugador del mundial otorgado a Messi, se llevó 25 millones de dólares, cifra que desde 2010 se ha incrementado en 1 millón de dólares más.

Holanda y Brasil, selecciones que obtuvieron el tercero y cuarto puesto respectivamente, recibieron 22 millones, Holanda, y 20 millones Brasil. Esta última, la federación anfitriona con todos los gastos que tuvo y el mal papel que desempeñó, en mi opinión, debería donar este dinero a alguna ONG brasilera o dedicarlo a la construcción de comedores y escuelas.

Anuncios

Los jugadores que participan del mundial, además de cobrar por cada día de competición, entrenando, jugando o descansando, pueden recibir primas o recompensas de sus federaciones. Se calcula que la FIFA destinó alrededor de 70 millones de dólares para repartir a razón de unos 2.800 dólares por día. También habría repartido, en total, un millón y medio más de dólares como adelanto a las federaciones para sus preparativos y asistir al mundial.

Alemania les había prometido a sus jugadores una prima de 300 mil euros si conseguían llevar hasta Berlín una cuarta del Mundo. A estos "cracs", en su mayoría millonarios, supongo que no les hacía falta dinero como incentivo, pero con o sin prima la Copa del Mundo fue merecidamente para la selección Alemana. Supo jugar y supo ganar.

Para las selecciones que no llegaron a los primeros puestos la FIFA destina 14 millones de dólares para las que llegaron a cuartos de final como Suiza, Bélgica, Francia, Colombia. 9 millones de dólares para las que llegaron hasta los octavos, Costa Rica, Chile, pero no llegaron a más.

Anuncios

Un premio consuelo de 8 millones de dólares por participar, en este caso para selecciones, como Italia, España, Inglaterra, Portugal, que no fueron capaces de superar la primera fase de grupos.

Los negocios que a todo nivel genera un mundial de fútbol nos llevaría varias páginas más. Solo en fichajes por parte de los clubes más poderosos del mundo los jugadores que exhibieron su talento en el mundial reciben cifras tan multimillonarias como escalofriantes en un contexto, que al menos en España y Europa, continúa siendo de #Crisis económica y social.