Paco Jémez es uno de los grandes profesores españoles de #Fútbol. Sin tener en cuenta los éxitos o fracasos de sus modelos deportivos (ha habido un poco de todo), si estás bajo le mandato del técnico canario, aprendes, tanto si eres un veterano o si acaban de ascenderte desde el segundo equipo. Jémez les pide a sus futbolistas afrontar retos que, de primeras, no están adecuados a su nivel como por ejemplo sacar el balón jugado siempre, apretar espacios si hay una pérdida de balón, que el centro del campo equilibre a un equipo desequilibrado... Las enseñanzas son tan variadas como importantes. Si consigues aprobarlas, eres mejor jugador.

Siguiendo el símil académico, Saúl Ñíguez salió del instituto del Atlético de Madrid, llegó a la universidad del Rayo Vallecano y se sacó el graduado en muy poco tiempo.

Anuncios
Anuncios

Ante la insistencia de Paco, Saúl se sacó al máster para certificar lo buen jugador que era. La afición vallecana le eligió como mejor jugador del equipo la temporada pasada. Fue un año increíble para Saúl Ñíguez. Pero lo más importante no es el hecho que de consiguiera todo ésto, sino el cómo lo consiguió.

Un atlético reconocido escucha Saúl Ñíguez y se le viene a la cabeza a un chico de banda que te hace muy buenas labores de lateral y rinde bien también de extremo. Pero Jémez no era éso lo que quería de él. Tras la venta de Javi Fuego, Trashorras se quedó como centrocampista titular ofensivo. Paco decidió poner a Saúl como su mediocentro posicional. Debía mantener una alineación de cuatro atacantes y ayudar en la salida de balón. Y cumplió. Y tanto que si cumplió. Y con mucha nota.

Anuncios

El Rayo no jugaba bien, tenía muchos problemas para sacar el balón y Jémez se inventó otra nueva posición para Saúl.

Paco Jémez puso a Saúl Ñíguez de defensa central ya que Galeano no estaba en su mejor momento y Raúl Baena empezaba a entrar en escena. Es cierto que el despegue del Rayo Vallecano vino con Zé Castro de central y Saúl en el centro, pero cuando jugaba junto a Gálvez cumplía con nota.

El Atlético de Madrid no hizo oídos sordos a la gran temporada de su canterano y anunciaron su renovación y, de manera oficial, que sería miembro de la primera plantilla del club colchonero para la temporada que está por comenzar. Con el regreso de Tiago, todo apunta a que Saúl será el cuarto centrocampista, aunque con Simeone no se puede dar nada nunca por seguro. Al fin y al cabo tiene el ADN de Gabi Fernández. El ADN cholista. El ADN colchonero. #Liga