La carrera deportiva de Adrán López está siendo de lo más inusual. Hace muchos años ya destacaba en el Oviedo, equipo que le traspasó al Deportivo de la Coruña con tan solo 18 años. 5 años estuvo en propiedad del club de La Coruña hasta que despuntó definitivamente. No destacó en el ámbito goleador, ya que tan sólo marcó siete goles en todo el año, pero en su #Fútbol se podía ver que había algo diferente, algo especial.

Ese mismo verano le ganó a la Suiza de Shaqiri el campeonato europeo sub-21, anotando cinco goles en cinco partidos. A raíz de este éxito, el Atlético de Madrid lo incorporó a sus filas. Se incorporó aún con Manzano en el banquillo colchonero, y éste no le daba demasiadas oportunidades a pesar de mostrar mejor rendimiento que Arda Turan, Diego Ribas y Radamel Falcao, las tres grandes estrellas que el club rojiblanco había conseguido en el mercado de fichajes.

Anuncios
Anuncios

Llegó Simeone y todo cambió para el Asturiano. El Cholo le dió la titularidad en el once ya que el equipo necesitaba sus desmarques al espacio y las diagonales hacia las bandas. Hablando claro, con el Cholo rindió a nivel de crack. No sólo sin balón, sino regateando también. Fue más que decisivo en la obtención de la Europe League. Las redes sociales pidieron a gritos que se le convocaran para la Eurocopa de 2012 en Ucrania y Polonia. Su estilo de juego encajaba pefectamente en el de la Roja, pero Del Bosque no depositó en él su confianza.

Después de éso, poco más se supo del talentoso Adrián que había despuntado en las filas rojiblancas. La siguiente temporada comenzó de titular, pero tuvo la mala suerte de tener a Diego Costa, ya saliéndose, de suplente. Simeone intentó guardarle a Adrián su plaza en el once titular, pero llegó un punto en el que el hecho de que Diego Costa no fuera titular, era una locura, y Simeone no tuvo otra opción que sentarlo en el banco.

Anuncios

Parecía que con la venta de Radamel Falcao al AS Mónaco el verano pasado, adrían volvería a tener su oportunidad. Pero la llegada de David Villa y el alto rendimiento que ofrecía Raúl García, le negaron el hueco.

A pesar de ésto, tuvo sus grandes momentos durante esta temporada. En la vuelta de los cuartos de final de la Champions League fue el comandante que dirigía a los colchoneros en su asedio al FC Barcelona y en las semifinales marcó el gol en Stamford Bridge que daba el empate al conjunto rojiblanco. Lopeteqgui conoce bien a cualquier jugador que tenga menos de 27 años gracias a su trabajo en la FEF y ahora lo recupera para su Oporto. Si consigue volver a sacarle rendimiento, tendremos bonitas noches de Champions del equipo portugués.  #Liga