El dopaje ("doping" en inglés) es un término conocido por todos que se utiliza para referirse a la utilización de métodos y sustancias prohibidas con el fin de obtener mejores resultados en cualquier deporte de competición. Durante los últimos años hemos podido ver una fuerte persecución a éstos tramposos que parece haber concienciado más a equipos y deportistas, pero sin embargo el debate sigue vivo.

Por una parte existe gente que afirma con toda rotundidad que deportes como el #Ciclismo, uno de los más perjudicados, por no decir el que más, por casos de dopaje, son impracticables por su extrema dureza y la única forma de conseguir resultados en la competición de élite es utilizando alguna sustancia o tratamientos que permitan una mejora sustancial de las capacidades físicas del ciclista.

Anuncios
Anuncios

Y la verdad es que a la mayoría de los mortales se les hace imposible creer que una persona humana puede tirarse cinco horas encima de una bici por rampas increíbles día tras día durante tres semanas.

Por otra parte, debemos reconocer que el deporte de élite ha llegado a unos límites impensables para la gente que, siendo o no deportista, no participa en la alta competición. Si analizamos deporte a deporte, las marcas que logran los mejores son sencillamente inalcanzables para cualquiera y es que ahí está la diferencia y la clave de éste debate, no es lo mismo ser deportista, que ser el mejor. Si cuando subimos a una bicicleta no duramos ni dos mañanas seguidas, no quiere decir que gente que vive por y para la bici, que come y duerme por y para la bici, y que, entre otras cosas, no tiene ni un gramo de grasa en su cuerpo, no sea capaz de hacerlo.

Anuncios

Conocemos a gente que corre, que conoce a gente que hace maratones, y los que hacen maratones conocen gente que practica Ironman que, por si alguien no sabe de que va, es una modalidad del triatlón que incluye 3.86 km de natación, 180 km de ciclismo y para acabar, una maratón. Si estas personas, que lo viven como una afición, son capaces de llegar a esos límites ¿porqué es una locura que un profesional corra un Tour de Francia?

El dopaje, se diga lo que se quiera decir, sigue siendo un problema en la alta competición, pero cometemos un gran error si miramos igual a un tramposo y a un profesional simplemente porque lo que ellos hacen, nosotros desde el sofá no somos capaces de hacerlo.