Todo empezó en 2005. De la cantera del FC Barcelona salió un chaval llamado Leo Messi. Algo tan difícil como que te toque la lotería. Los catalanes venían de ascender a jugadores como Andrés Iniesta o Victor Valdés, palabras mayores hoy en día. El argentino sobresalió de todos los canteranos a sus 18 años de edad. De toda la Masía se esperaba que fuesen algo parecido a Messi.

Entonces llegaron al filial azulgrana dos grandes promesas. Bojan Krkic y Gio dos Santos. Al segundo le tocó ser suplente del mismísimo Leo Messi, utilizaba la pierna izquierda como el astro argentino y tenía un #Fútbol parecido. Lo del primero fue bastante distinto.

Anuncios
Anuncios

El primer año consiguió marcar 10 goles en toda la #Liga. Era delantero y podía moverse por todo el ataque sin problemas, creando espacios al lado de Thierry Henry. Por si las cosas iban bien, encima llegó Josep Guardiola.

Pero no fueron bien las cosas. El equipo de los seis títulos no tuvo un hueco para Bojan. Puede que fuese porque Messi tuvo un crecimiento increíble de falso '9', pero de repente, en el esquema de Guardiola no cabía Krkic. Por unos u otros motivos, Bojan tuvo que irse del Barcelona.

En la Roma y a las órdenes de Luis Enrique, el 'efecto Bojan' comenzaría a desaparecer lentamente. Más tarde se marchó al AC Milan, donde tuvo algún que otro buen partido en la posición de mediapunta, pero sólo consiguió anotar 3 goles.

¿Cuál fue el motivo de tan bajo rendimiento del delantero? quizás el Calcio no era la mejor de las ligas a la que pudo marcharse, una tipo de fútbol donde el delantero vive en una isla más allá del centro del campo y debe buscarse la vida contra los centrales.

Anuncios

Ésto, sumado a que Bojan no es un gran delantero en el contacto físico, nos da como resultado lo que vimos de él. Después de su andadura por la liga italiana, se marchó al Ajax de Amsterdam, un club que suele apostar por jóvenes promesas de su fútbol y que se encuentra en una liga diferente a las grandes europeas como son la española, inglesa o italiana.

Hace unos momentos se confirmaba oficialmente su marcha al Stoke City. Esperemos que haya elegido bien.