El próximo viernes 4 de julio dos de las selecciones que ostentan la etiqueta de favoritas se enfrentarán entre sí para obtener un puesto en semifinales de este #Mundial de Brasil. Se trata de la Alemania de Joachim Löw y la Francia de Didier Deschamps.

Por su parte, la selección francesa disputó ayer a las seis de la tarde hora española su encuentro de octavos de final contra Nigeria. Se presumían favoritos para vencer el partido, pero los africanos tiraron de la garra y el físico que les caracteriza y dominaron a los galos durante muchos minutos. Uno de los momentos claves del encuentro lo protagonizó Deschamps, que sentó a un prácticamente desaparecido Giroud para dar salida a Griezmann.

Anuncios
Anuncios

El joven jugador de la Real Sociedad dio la vuelta al partido. Tan solo hicieron falta diez minutos de su presencia en el terreno de juego para que Francia, por medio de un cabezazo de Pogba, pusiera pie y medio en cuartos de final. El 2-0 definitivo lo regaló el defensa nigeriano Yobo casi en el pitido final.

Alemania se midió a las diez de la noche hora española a Argelia, la última selección africana que permanecía en el Mundial. El planteamiento táctico del seleccionador argelino, Vahid Halilhodzic, fue tan brillante que consiguió anular a los teutones durante una buena parte del partido. Un centro del campo muy poderoso, que impidió a los de Löw jugar a su fútbol habitual, fue un punto a favor de Argelia. Alemania no consiguió marcar un solo gol a los africanos en los noventa minutos reglamentarios.

Anuncios

Ya en la prórroga, los alemanes se impusieron ante un equipo argelino totalmente exhausto tras el esfuerzo realizado. Schürrle y Özil anotaron sendos goles, mientras que Djabou marcó el tanto del honor para los argelinos, que pueden marcharse del Campeonato con la cabeza alta.

¿Quién es el favorito para llevarse la plaza de semifinalista? El viernes saldremos de dudas.