Ayer día 13 de julio a las 21:00 horas comenzaba la gran final en Brasil. 

Joachim Low salía con una alineación habitual, el 11 de gala para proclamarse campeón del mundo mismo hacia Sabella, que salía con sus chicos mas fiables, todo parecía que iba a ser un dominio claro de Alemania con alguna ocasión para los hombres de Argentina pero sin embargo fue un partido con mucho miedo y poco futbol, ambos permanecían tranquilos en busca de alguna opción para adelantarse pero guardando muy bien sus espaldas porque un posible gol les iba a costar de remontar.

Los alemanes tenían destellos de calidad de la mano de Thomas Müller, Mesut Özil o Miroslav Klose entre otros.

Anuncios
Anuncios

Por parte de Argentina su estrella mas destacada Leo Messi no estaba realizando un buen partido, Leo Messi es capaz de marcar un gol en cualquier momento y más si le rodean jugones como Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín o Javier Mascherano. Al descanso se llegaba con el mismo resultado de 0-0.

La segunda parte vimos alguna que otra ocasión clara para ambos conjuntos, pero ninguna consiguió entrar dentro de las mallas. Low proponía un juego mas directo, mientras que Sabella cambiaba piezas con tal de refrescar las mismas ideas.

Low introdujo en el 88' a Mario Götze sin saber que el sería el autentico héroe de esta final. Pocos minutos más tarde el partido se iba a la prórroga y en este caso si que era Alemania la que ponía el futbol, las ganas, la fuerza y el empuje para llevarse la tan ansiada copa.

Anuncios

El minuto 112' va a ser para los alemanes y para Mario Götze un minuto mágico, una jugada de A. Schürrle por la banda y un posterior centro para Mario Götze iban a poner el definitivo 1-0. Argentina con este gol se venía abajo y apenas tubo alguna ocasión clara para poder empatar la gran final.

Alemania se proclamaba por cuarta vez campeona del mundo en tierras brasileñas, los chicos de Low se llevan el premio a uno de sus mejores mundiales ya que han pasado muy por encima de grandes selecciones con un resultado muy abultado como es el caso de Brasil o Portugal.

Veremos si la próxima Eurocopa son igual de peligrosos que ahora, pero todo nos lleva a pensar que sí, esta generación de futbolistas alemanes tiene buena pinta y ¿por que no pensar en el mundial de Rusia 2018?. Esperemos que nuestros españoles hagan un mejor papel que en Brasil 2014.