Esta madrugada se ha vivido uno de los momentos más importantes del año en el ámbito deportivo mundial, la proclamación del campeón de la mejor liga del mundo, la NBA. Los San Antonio Spurs, después de dominar la serie de Las Finales por 3-1, se han impuesto en el quinto partido a los supuestamente grandes favoritos y defensores del anillo, los Miami Heat de Lebron James, por 104-87 proclamándose así campeones de la NBA.

El partido comenzó con un festival anotador de los de Florida que les puso con una ventaja de hasta 16 puntos que los Spurs tenían recuperada en el descanso con una auténtica lección de #Baloncesto que duró prácticamente todo el partido.

Anuncios
Anuncios

Los de Popovic, especialmente con el dominio en el perímetro de Mills (17 puntos), con la veteranía y la clase de Parker, Ginobili y Tim Duncan, ganador este último de su quinto anillo convirtiéndose en leyenda viva del baloncesto, y con el dominio absoluto del partido de la nueva estrella de este equipo, Kawhi Leonard, que con 22 puntos ayudó a su equipo a llevarse un campeonato merecido desde principio de temporada y que le han proclamado MVP de las Finales.

Por su parte, a los Miami Heat no les sobró con el espectáculo que ha dado el mejor jugador del año, Lebron James, con 31 puntos, y se convirtieron en meros espectadores del recital de buen baloncesto con el que se han encontrado en estos cinco partidos. Por lo que Lebron pone fin, al menos de momento, a su reinado en la NBA dando paso a este equipo de leyendas que con los europeos Ginobili y Parker (4 títulos cada uno y 37 y 32 años respectivamente) y con uno de los mejores jugadores de baloncesto de a historia, Tim Duncan, que con 5 anillos y 38 años ya ha dicho que no piensa retirarse ahora y que ha demostrado seguir estando al mas alto nivel 15 años después de su comienzo en la competición.

Anuncios