Los dirigentes de la escudería dominante durante los últimos años en la Fórmula 1, Red Bull, han manifestado tras la celebración del Gran Premio de Austria 2014 su descontento e indignación con el rendimiento de su coche, especialmente del motor que les proporciona la casa Renault, durante este curso en el que no están consiguiendo ni acercarse a las expectativas que tenían antes de comenzar.

El ex piloto ingles y jefe del equipo RedBull, Christian Horner, ha calificado de inaceptable el motor que están utilizando este año, proporcionado por Renault como es habitual en la escudería austriaca. Este descontento con Renault se ha agravado más aun después del Gran Premio de Austría, en el que los de Red Bull no fueron ni la sombra de lo que han sido años anteriores, ya que se tuvieron que conformar con un octavo puesto de Daniel Ricciardo y vieron como ni Sebastian Vettel, quien no está pudiendo hacer absolutamente nada para defender su título de campeón del mundo, ni los dos pilotos pertenecientes a la escudería "hermana" Toro Rosso, también usuarios del polémico motor, no pudieron acabar la carrera.

Anuncios
Anuncios

Frente a esta situación, Horner ha manifestado la necesidad de cambios importantes si quieren estar en los primeros puestos o, al menos, luchar por ellos. No obstante, después de las informaciones que afirmaban un posible cambio de suministrador de propulsores a Volkswagen, el dirigente de la escudería austriaca ya ha dicho que seguirán con Renault la temporada que viene, o al menos eso es lo que tienen pesado de momento  #Coches