Después del gol de Godín que supuso la derrota de los italianos contra la selección uruguaya y, por lo tanto, la eliminación de la azzurra en la primera fase del #Mundial de Brasil, tanto el seleccionador italiano Cesare Prandelli como el presidente de la federación italiana de fútbol Giancarlo Abete han presentado la dimisión de sus perspectivos cargos.

Pradelli, el seleccionador, ha dicho que asume todas y cada una de las responsabilidades por el batacazo del proyecto deportivo de los italianos, pues es el máximo responsable del rendimiento deportivo de este equipo. Según ha comentado, Italia comenzó muy fuerte el mundial con un partidazo contra Inglaterra, sin embargo en el segundo cambió mucho la cara de esta selección y en el tercero hicieron un partido muy duro y serio, en el que prácticamente Uruguay no consiguió tirar a puerta pero que la suerte y el hombro de Godín decidieron que el camino de la zurra en este mundial se acababa ahí.

Anuncios
Anuncios

Además de asumir su responsabilidad, Prandelli ha comentado varios temas importantes para la eliminación de la selección. Por una parte, ha denunciado las malas condiciones en las que han jugado, destacando el mal estado de los terrenos de juego y que han sido la única selección que ha jugado dos veces en la temida Manaos y a las 13:00. Por otra parte ha denunciado las fuertes críticas a la selección por temas económicos y no deportivos, pareciendo políticos en lugar de futbolistas, según el seleccionador.

El presidente Abete, por su parte, ha dicho que su decisión ya la tomó antes de comenzar el mundial y que va a mostrar todo su apoyo tanto al nuevo presidente que se elija en el Consejo como a Prandelli, que como aficionado dice que le gustaría que retirara su dimisión por el gran trabajo que ha realizado como técnico en la azzurra.

Anuncios