Ayer, 12 de Junio del 2014, arrancó en Brasil, en el nuevo estadio de Sao Paulo, la Copa Mundial de Futbol 2014.

Comenzó con el encuentro entre Brasil, el anfitrión, y Croacia. El resultado final fue 3-1, lo que produjo un gran descontento entre los aficionados, no solo de Croacia.

La gente comenzó a comentar que el partido fue un "robo" por parte del árbitro y que lo único que buscan es la victoria de Brasil, ya que sino todo el mundo se les va a echar encima.

La organización de este Mundial está siendo pésima; los estadios están sin acabar y aun así pretenden que se jueguen los partidos en ellos, a pesar de que constituyen un peligro tanto para los jugadores como para los aficionados.

Anuncios
Anuncios

La gente pasa penurias en la calle porque no tienen ni un techo donde alojarse ni nada que llevarse a la boca y a las personas que viven en las famosas Fabelas, aunque en condiciones infrahumanas, se les priva de ello derribándoles sus hogares para "limpiar" la imagen de la ciudad.

Aparte de esto también se están llevando a cabo una serie de huelgas, una de las más importantes la de los transportes. Esto supone un gran peligro para todos los aficionados, ya que se encuentran en un país "peligroso" y practicamente incomunicados.

Todo esto, quita las ganas a los verdaderos aficionados del futbol de ver los partidos ya que cada vez esta competición se convierte más en un negocio, todo se mueve por el dinero y cada vez los jugadores juegan menos "por amor" a su selección.

#Mundial de Brasil