Ya ha empezado a correr el balón sobre la hierba de los estadios. Durante estos días el mundo verá como sus gladiadores de calza corta se deja la piel (por suerte en sentido figurado) por los colores de su país (o del país que los ha fichado) y la prima. Sin ninguna discusión lo más importante serán los partidos, aunque teniendo en cuenta que sólo duran 90 minutos se habla más de novias, fichajes y otras banalidades con tal de no disminuir la cuota de pantalla.

En este contexto la ceremonia de inauguración sería una buena excusa para llenar minutos, pero por alguna razón para los comentaristas de Cuatro (antena que junto a Tele5 tienen la exclusiva) ésta les sobraba.

Anuncios
Anuncios

Delante de mi incredulidad me dieron una lección de como no se retransmite nada.

La ceremonia de inauguración como la de clausura suele ser el aparador donde el país anfitrión se muestra al mundo. Obviamente será difícil de igualar la Inauguración de los JJOO de Londres, así como la originalidad de los de Barcelona; pero más o menos su calidad es de un nivel comparable. Y es así porque se juegan la imagen del país. Podemos pensar que guste más o menos; en particular esta de Brasil no me entusiasmó (y también ayudó la nefasta retrasmisión).

Retransmisión penosa. De entrada dudo mucho que el realizador brasilero solo mandara sonido ambiente del estadio; porque la música, anuncios y actuaciones se oían solo de sonido ambiente, es decir sólo se oía un ruido. Estas ceremonias están pensadas para la televisión así que todo está previsto para ser visto y oído correctamente; sólo cabe una explicación el realizador de Cuatro se fue a cenar y dejo a los comentaristas en primer plano y sonido ambiente.

Anuncios

Pero por si el horror no era suficiente había comentaristas. Como era de esperar era el equipo desplazado de comentaristas futboleros que para variar sólo saben de #Fútbol. De hecho casi la ceremonia era un pretexto para hablar de sus cosas en el más puro estilo bar con unas tapitas y cerveza. No pretendo decir habían de ir preparados, aunque dudo mucho que no les dieran un guion de la ceremonia y que significaban o pretendían en ella; entre otras cosas porque se avanzaban a ciertos acontecimientos; pero ir comentando al estilo "mira capoeira una especie de deporte danza" sin aportar nada más (si es que esto es aportar algo) realmente da mucho que pensar sobre la profesionalidad; y de que sirve un analista de jugadas cuando nadie corre por la banda. Nos dieron un repertorio de banalidades y chismorreos futbolísticos, los mismos que se están repitiendo en todos los noticiarios desde hace una semana, que no venían al caso. Por no decir ni sabían el nombre de los tres cantantes (o eso parecía, no se oía nada) de la actuación final; cierto cuando daban la vuelta de honor dieron dos nombres, la tercera debía ser la cantante desconocida.

Anuncios

Es una falta de respeto hacia anfitrión tomarse a broma la ceremonia de inauguración. Esa gente ha trabajado duro para mostrarnos lo mejor de ellos, y aunque no nos gustase lo mínimo que habíamos de hacer es sacarla con dignidad. Más cuando tienes la exclusiva para un país entero. #Mundial de Brasil