El equipo del ciclista español Alberto Contador, el Saxo Tinkoff, ha anunciado el pasado sábado que uno de sus corredores más importantes, Roman Kreuziger, no asistirá a la gran cita ciclista del año, el Tour de Francia.

El ciclista checo se someterá a un proceso disciplinario después de que una serie de informes contradictorios de la Unión Ciclista Internacional indican la existencia de ciertas anomalías en dos periodos del pasaporte biológico del corredor del Tinkoff, concretamente durante el verano de 2011 y la época del Giro de Italia 2012, periodos en los que el checo aun no pertenecía al equipo ruso.

Kreuziger se ha defendido con diversos estudios en los que tres técnicos y especialistas en la materia que él mismo ha contratado para el caso afirman que el corredor no ha ingerido sustancia dopante ni ilegal alguna, algo que ya ha comunicado tanto a la UCI como a su equipo, el cual, a pesar de decir el ciclista checo que está a su entera disposición, ha seguido en su decisión de apartarle de las filas que acompañarán a Contador en la lucha por estar en lo más alto de los Campos Eliseos.

Anuncios
Anuncios

Roman Kreuziger iba a ser una de las piezas clave del conjunto de gregarios del de Pinto, quien durante estos últimos meses ha demostrado que, a pesar de estar en una extraordinaria e ilusionante forma física tiene un equipo que deja mucho que desear. No obstante, Alberto se encuentra en plena preparación para la ronda gala y las pruebas que ha disputado hasta ahora indican que se encuentra mucho mejor físicamente que el año pasado, lo que nos hace ilusionarnos con un Tour que puede ser muy emocionante. #Ciclismo