La favorita tropezó ante una dignísima selección ghanesa. Joachim Löw eligió prácticamente el mismo once que goleó a Portugal, por lo que el partido contra los africanos se planteaba más fácil de lo que fue. El poderío físico y táctico de Ghana impidió que el juego de la Mannschaft fluyera como lo hace habitualmente.

Tras un primer tiempo muy igualado, en el que ningún equipo consiguió alterar el marcador inicial, pocos minutos después del inicio de la segunda parte, Mario Götze remataba de cabeza un pase medido de Müller que fue a parar dentro de la red. La alegría les duró poco a los de Löw. La selección ghanesa, lejos de achantarse y dejar que Alemania les ganara terreno, tardó apenas tres minutos en empatar el encuentro.

Anuncios
Anuncios

Un cabezazo de Ayeu que resultó imparable para Neuer puso nerviosos a los alemanes. Tras poner las tablas en el marcador, los jugadores de Ghana demostraron que además de atletas son grandes futbolistas. Gyan fue el artífice del 1-2, resultado más que justo dadas las circunstancias del encuentro.

Sin embargo, la favorita al título no había pronunciado aún su última palabra. El técnico sentó a Khedira y a Götze y recurrió a dos leyendas del fútbol alemán: Schwensteiger y Miroslav Klose. Éste último fue el autor del último tanto del partido, de nuevo a balón parado. El delantero alemán igualó con este gol a Ronaldo Nazario en número de tantos anotados en campeonatos mundiales. Ambos suman un total de 15.

Con este resultado, los cuatro equipos del grupo G aún tienen posibilidades de clasificarse a octavos de final, a la espera de conocer el resultado del partido que enfrentará a Portugal y Estados Unidos de esta segunda jornada de la fase de grupos.

Anuncios



#Mundial de Brasil